Una mujer asesinó a sus esposo con 35 puñadas luego que  la víctima reclamó que su comida no tenía suficiente sal. El suceso ocurrió en Rusia.  

 

Agencias internacionales reseñaron que la agresora quedó identificada como Evgenia Davydkina, e indicaron que cometió el crimen  mientras su marido dormía; y posteriormente le pidió a una persona que estaba en la casa que llamara a una ambulancia, reseñaron agencias internacionales. 

 

Medios locales reseñaron que el asesinato se produjo frente al hijo de la pareja de solo 4 años de edad. Trascendió que a Davydkina se le otorgó casa por cárcel y  seguirá residiendo con su hijo.

 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook