cuadro-reci.jpg

El recién nacido, fue llevado por su madre hasta la emergencia del Hospital José María Benitez en La Victoria, con un cuadro de respiración agudo y con la piel  azulada (cianótico), intoxicado por beber un guarapo de malojillo.

 

Bajo entrevista familiar para determinar que llevo al bebé hasta ese estado, la madre explicó que ante la congestión nasal que presentaba el bebé, producto del humo por la basura en la zona, le habría suministrado un guarapo de malojillo, con lo cual presentó una intoxicación severa que le provocó de manera consecutiva, tres paros respiratorios.

 

La joven madre (17), es habitante de Guacamaya, municipio Revenga. Comentó que su pequeño nació el pasado 21 de Noviembre y que a los días presentó congestión nasal. Al no tener dinero para comprar medicinas, siguió las recomendaciones de una vecina ya que en el pasado padeció una gripe intensa, y asegura que el té de malojillo  la ayudó a sanar.

 

Gran número de niños intoxicados con Pazote

 

El fallecimiento del bebé, es tan solo un numero en la extensa cifra de niños intoxicados por el consumo de “guarapos” Naturales.

 

El más común de estos, es el pazote crudo, en té o en agua, es un remedio casero utilizado para eliminar los parásitos, sin embargo, tomado en exceso puede causar náuseas, vómitos, intenso dolor abdominal y de cabeza e incluso, trastornos neurológicos con crisis convulsivas, parálisis y en casos extremos, coma.

 

El libro de novedades de la emergencia pediátrica del Hospital José María Benitez revela, que solo en el mes de Noviembre, la mayor incidencia de este tipo de intoxicación se produjo en niños de cuatro a diez años, los cuales llegaron con un importante dolor abdominal, vómito, náuseas y deshidratación de leve a moderada.

 

El Clarín de La Victoria, buscó explicaciones entre médicos infectólogos y el Doctor Felipe Ochoa, Pediatra Intensivista además de médico sistémico, explicó que el pazote está clasificado una planta altamente tóxica y se ubica entre los primeros 20 lugares de un total de dos mil hierbas utilizadas como medicamento.

 

“Lo más recomendable es no tratar de desparasitarse con esta planta ya que su principio activo, conocido como ascaridol, causa daños en páncreas, hígado y riñones», señaló el galeno.

 

Para el profesional de la medicina, “Lo mejor es acudir con el médico familiar, para que de acuerdo a la edad, peso y talla, se determine el medicamento y la dosis adecuada”.

 

La farmacopea herbolaria de México tiene como objetivo establecer los métodos de análisis y especificaciones técnicas que deben cumplir las plantas y sus derivados que se utilicen en la elaboración de medicamentos y remedios herbolarios para contribuir al mejoramiento de la calidad de este tipo de productos y a su uso racional.

 

Ante estas alarmantes cifras, el galeno alerta sobre el peligro del consumo de infusiones de plantas y exhorta a no utilizar en niños de ninguna edad infusiones para bajar la fiebre y combatir diarreas, porque obviamente, las defensas de un infante enfermo son inferiores a la de uno sano y suministrarle un brebaje puede causarle problemas cardiovasculares, renales, así como al sistema nervioso central y dejar secuelas para toda la vida, incluso ocasionar la muerte, “No se justifica que un niño se muera por esas causas”, insiste.

 

Si un infante padece una diarrea y le das una infusión que aumenta la diuresis, es decir, orina más, empeora su cuadro de salud porque la deshidratación es mayor. La recomendación es que “no me le den a los niños de ninguna edad infusiones de hierbas, no queremos sigan pasando situaciones similares como estas dos muertes que se sospecha sean por esta causa, porque esta matica (se referiría a la acetaminofén) la están vendiendo bastante, me dijeron a mí”, alerta el galeno.

 

(elclarinweb.com)

Comentarios Facebook