cuadro-killl.jpg

Un mayor y un capitán del Ejército Nacional Bolivariano fueron privados de libertad por su responsabilidad en las torturas y posterior muerte de las 12 personas que fueron encontradas sin vida el pasado 25 y 26 de noviembre en zonas montañosas en Barlovento, estado Miranda.

 

Ya fueron imputados por los fiscales 34º y 62º nacionales, y 10º de la entidad mirandina, el mayor Luis Eduardo Romero Arcia y al capitán Daniel Contreras Primera, por su participación en el homicidio calificado con alevosía y motivo fútil, desaparición forzada de personas, uso indebido de arma orgánica, tortura, tratos inhumanos y violación de domicilio en perjuicio de los 12 hombres.

 

También fueron imputados por los delitos de privación ilegítima de libertad, violación de domicilio, tortura y tratos inhumanos contra los 9 sobrevivientes de esta masacre.

 

De acuerdo a la decisión del Tribunal 1º de Control de Miranda, los imputados estarán recluidos en el Internado Judicial de la Región Capital Yare III.

 

Asimismo el Ministerio Público pidió medidas de protección para los testigos del hecho, cuya investigación se inició ante la denuncia de los familiares de las víctimas ocurrida entre el pasado 16 y 19 de octubre.

 

La Unidad Criminalística contra la Vulneración de Derechos Fundamentales de Caracas, reportó que los fallecidos fueron detenidos por los efectivos del Ejército, sin que mediara en su contra ni el supuesto de flagrancia ni una orden judicial de aprehensión.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook