La «ayuda humanitaria» que Estados Unidos pretende ofrecer a Venezuela representa una interferencia en los asuntos internos de este país latinoamericano, así como un factor desestabilizador que pone en peligro su soberanía. Así lo ha declarado este lunes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang.

 

«Estamos en contra de que fuerzas externas interfieran en los asuntos internos de Venezuela, en contra de que el problema de la denominada «ayuda humanitaria» fuera utilizada con un trasfondo político que lleva a la desestabilización de la situación en este Estado y en el territorio adyacente, así como de los disturbios, contrarios a los intereses de todas las partes involucradas», cita al portavoz el sitio web del Ministerio.

 

(RT)

 

Comentarios Facebook