Estados Unidos (EEUU) se inclina por el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela y la realización de elecciones; mientras que Rusia coloca la balanza a favor del respeto a la soberanía y sacar del tablero las amenazas del uso de la fuerza. Estos es en síntesis el contendido de los proyectos que dichas naciones someterán a votación este jueves durante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

Estados Unidos y Rusia tienen derecho a veto en el Consejo de Seguridad, por lo cual, es poco probable que alguno de estos proyectes logre imponerse. Según fuentes diplomáticas, es posible que EEUU logre que su texto obtenga los nueve votos necesarios –de un total de 15- para ser aprobado, sin embargo, será vetado por Rusia y China, naciones que respaldan al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

Según la AP, el proyecto estadounidense asegura que el gobierno de Maduro ha provocado un «colapso económico», que es necesario impedir un mayor deterioro de la situación humanitaria y llama al «ingreso sin trabas de ayuda» humanitaria.

 

También sugieren celebrar «elecciones libres, justas y creíbles» con presencia de observadores internaciones creíbles, realizadas con la supervisión de la ONU.

 

Las resoluciones del Consejo, que son vinculantes, deben obtener nueve votos para ser aprobadas y ningún veto de los cinco miembros permanentes (Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos).

 

Por otra parte, el texto de Rusia rechaza el “uso de la fuerza” en la nación suramericana y apoya una “solución pacífica” ante la situación actual. Para el gobierno de Putin el presidente Maduro es el único que tiene autoridad para solicitar ayuda y coordinar su ingreso y distribución.

 

El proyecto de resolución ruso no cuenta con los nueve votos necesarios para su aprobación, y en el caso de que fuera aprobado, seguramente sería vetado por EEUU, Francia o Reino Unido.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook