El Ministerio Público Federal de Curitiva autorizó este viernes al expresidente de Brasil, Luis Inacio «Lula» Da Silva, a salir de la cárcel para asistir al velorio y entierro de su nieto Arthur en Sao Paolo.

 

A esta medida la Policía Federal no se opuso. Además, el Gobierno del estado de Paraná puso a disposición de la policía un avión para llevar a Lula desde Curitiba (sur) hasta São Paulo, reseñan medios internacionales.

 

Lula Da Silva cumple desde el pasado 7 de abril, una condena de 12 años por supuestamente haber incurrido en delitos de corrupción y lavado de dinero. El fundador del Partido de los Trabajadores (PT), resalta constantemente su inocencia y califica de farsa las acusaciones que caen sobre él.

 

El pasado 6 de febrero, Lula recibió otra condena de 12 años y 11 meses de prisión por supuestos delitos de corrupción y lavado de dinero.

 

Lula constantemente ratifica que es víctima de una farsa judicial elaborada por los fiscales de la operación Lava Jato que le impidió ser reelegido como presidente de Brasil.

 
(AVN)
Comentarios Facebook