ESTUDIANTES-C.jpg

Desde el pasado mes de diciembre el Consejo Nacional de Universidades (CNU) decretó nuevos elementos para la asignación de cupos para las universidades del país. Los bachilleres quienes deberán inscribirse en su último año en curso en el Sistema Nacional de Ingreso (SNI), tendrán la oportunidad de aprovechar la democratización al acceso educativo universitario.

 

El antiguo sistema de asignación se basaba fundamentalmente en el promedio que obtenía el alumno durante sus años de estudio en el bachillerato, dejándose de lado aspectos primordiales como las características socioeconómicas y ubicación educativa.

 

La propuesta aprobada por el Ministerio para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología incluye cuatro variables para el ingreso a las casas de estudios, las cuales se clasificarán de la siguiente manera: Índice académico, condiciones socioeconómicas, ubicación educativa y actividades extracurriculares.

 

La institución que rige el ingreso al sistema educativo universitario tomó la decisión adicional de asignar el orden de los criterios iniciando con el promedio académico hasta cuarto año de bachillerato, el cual tiene una ponderación de 50%, condiciones socioeconómicas con un 30%, territorialidad educativa con un 15% y actividades extra cátedra como deporte, música y teatro con un 5%.

 

La decisión tomada por el CNU ha tenido gran aceptación por parte de colegios educativos populares, dado que permite la equitativa designación para el ingreso a las universidades.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook