Autoridades italianas incautaron en el puerto de la ciudad de Trieste cinco toneladas de coltán, supuestamente provenientes de nuestro país. El cargamento estaría valorado en aproximadamente dos mil millones de dólares.

 

El fiscal público de Trieste abrió una investigación para determinar si el traslado de dicha mercancía violó la normativa sobre el uso pacífico de la energía nuclear, dado que el contenedor que no portaba el símbolo radioactivo.

 

El coltán es un elemento indispensable en la fabricación de microprocesadores, teléfonos celulares, computadoras, componentes aeroespaciales y armas.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook