El estado norteamericano de La Florida estaría por aprobar un proyecto de ley que pondría en riesgo de deportación a las personas no blancas que circulen por esa jurisdicción, lo cual pasaría por encima de las competencias de las autoridades federales quienes son las únicas que deben aplicar las sanciones migratorias.

 

De aprobarse el nuevo proyecto, las fuerzas locales podrían retener a presuntos indocumentados más allá del plazo establecido por jueces y fiscales para comprobar su estatus migratorio; lo cual va en contra de la Constitución, que garantiza el «debido proceso» y la igualdad de trato, independientemente de la ciudadanía; según el director ejecutivo de ACLU de Florida, Micah Kubic.

 

Por su parte el gobernador del estado, el republicano Ron DeSantis, ha expresado su apoyo al planteamiento legal, pues según su percepción ayudaría a proteger los residentes y defender el estado de derecho. Este criterio va en consonancia con las las políticas del presidente Donald Trump de reforzar las leyes migratorias en el país.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook