fbpx
#LoÚltimo
Pérez Pirela: “La jugada es usar la OEA como plataforma internacional para la invasión contra Venezuela”
Abril 12, 2019 -

Ante los fracasos reiterados en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, la nueva estrategia de Estados Unidos es utilizar a la Organización de Estados Americanos como plataforma para legitimar una invasión militar que ya ha anunciado formalmente el jefe del comando Sur, dijo el comunicador político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde donde sea.

 

“Esa es la jugada. La OEA servirá como prostituta, como institución prepagada”, pronosticó, luego de pasar revista a los hechos de la semana en la que se produjo una nueva tentativa fallida de condenar a Venezuela en el Consejo de Seguridad, pero se ejecutó un golpe de Estado en el seno de la OEA, cuando 18 de 34 miembros aceptaron que Venezuela sea representada por un “embajador” designado por el autojuramentado Juan Guaidó.

 

Caso Assange

 

Pérez Pirela indicó que durante el día, a través de la redes sociales, estuvo recibiendo las propuestas de la audiencia sobre los temas a tocar en el programa, y uno de los más solicitados fue el de la detención del líder de Wikileaks, Julián Assange, en la embajada de Ecuador en Londres, tras ser entregado por el presidente de esa nación, Lenin Moreno.

 

Basándose en la cobertura realizada a lo largo de la jornada por el equipo de LaIguana.TV, Pérez Pirela reconstruyó lo ocurrido en la capital británica y analizó sus implicaciones. Señaló como un detalle significativo que un acontecimiento tan importante y relevante no haya generado protestas de ONG defensoras de la libertad de expresión y medios de comunicación supuestamente independientes, que la semana pasada armaron una alharaca por un fake news de una periodista que se declaró desaparecida. Eso demuestra que esas ONG y esos medios solo formulan denuncias contra gobiernos estigmatizados por EEUU y Europa como violadores de derechos humanos.

 

“Cuando lo sacaron de la embajada, gracias a la traición de Lenin Moreno, Assange gritaba: ‘Deben resistir, el Reino Unido tiene que resistir este intento de la administración Trump’. Y es que hay que entender que una parte importante de la OTAN y de la Unión Europea no soportan a Trump, lo critican, lo desprecian, pero cuando Trump lanza una línea fuerte la siguen al pie de la letra”.

 

También hizo referencia a las declaraciones del expresidente Rafael Correa, quien protegió a Assange con el estatus de asilado. “Lenin Moreno es el traidor más grande la historia ecuatoriana y latinoamericana. El crimen que cometió la humanidad jamás se lo perdonará”, fueron las palabras de Correa acerca de quien fuera su vicepresidente y la persona en la que él depositó su confianza para sucederlo en el cargo.

 

Otra de las declaraciones del día citadas por fueron las Christine Assange, la madre de Julian Assange: “Sucio, mentiroso y podrido traidor”, expresó ella, refiriéndose a Moreno. El moderador del programa señaló que es poco lo que podría agregarse a tales expresiones.

 

¿Qué le puede pasar? , se preguntó Pérez Pirela, e indicó dos de los escenarios: uno es estar preso en Inglaterra, según la normativa británica por violar la libertad condicional. Otro es que sea extraditado a EEUU y pague, en el mejor de los casos, 5 años de prisión. “Es lo menos que puede pasar porque que EEUU le tiene muchísima tirria por haber divulgado información clasificada”, señaló.

 

Continuando con la revisión de lo dicho sobre el caso Assange, mencionó la intervención de Guillaume Long, excanciller de Correa, quien calificó lo ocurrido como una vergüenza nacional y advirtió que se violó el principio de no devolución del asilado y decisiones importantes de CIDH y de otros organismos internacionales.

 

“Moreno, por seguir las órdenes de Trump, se ha llevado en los cachos todo el orden jurídico hemisférico y mundial. Es un caso que demuestra un gran servilismo, vileza y degradación ética. Por Moreno, Ecuador queda como una república bananera, valga utilizar este término despectivo que ha sido empleado tradicionalmente para degradarnos”, expresó Pérez Pirela, para concluir el tema diciendo que Moreno debería tener en cuenta que EEUU paga muy mal los servicios que le prestan. “Todos los que le han movido la colita a EEUU han terminado presos. Kuczynski estaba a punto de ir preso. El dictador brasileño Temer, también. Dos enemigos a más no poder del gobierno venezolano”, ilustró.

 

¿Cuál es entonces el narcoestado?

 

Continuando en ese mismo orden de ideas, comentó acerca de las declaraciones que ha dado el presidente de EEUU, Donald Trump contra el de Colombia, Iván Duque por segunda vez en un mes. “Dijo Trump que desde que Duque llegó a la presidencia, el narcotráfico ha aumentado 50%. Además, señaló a Colombia como uno de los países de la región que envía criminales a EEUU. Hay que recordar que apenas en febrero, Duque se presentó él mismo y prestó el territorio sacrosanto de su país y su fuerza pública para llevar a cabo el plan de EEUU de agredir a Venezuela. Ahora, Trump le paga de esta manera. Tuvo que salir a decir que él le responde a Colombia y que los países consumidores también deben hacer su parte. Lo dijo de un modo muy propio de político colombiano: arrastrado y jalabola. Pero acá surge la pregunta: ¿no decían que Venezuela era el narcoestado?”.

 

Pérez Pirela observó que este tipo de ingratitudes no las practica EEUU solo con los países cuyos gobiernos se reconocen como parte de su patio trasero, sino también con potencias europeas que deberían, en teoría, recibir un trato más igualitario. “Algo parecido ocurrió con el presidente francés Macron. Ustedes recordarán que ellos tuvieron un encuentro en el que abundaron las imágenes un tanto raras en política internacional: besos, abrazos, caricias, agarradas de manos. Lo digo sin prejuicios homofóbicos: fue una relación cuasierótica. Luego, unas semanas después, Trump sancionó a empresas francesas de gran peso, como Renault o Michelin por sus relaciones con Irán… Si eso es para Macron, ¿qué pueden esperar señores como Kuckzxnski, Temer o Duque?”

 

OEA, cuento de nunca acabar

 

Abordó entonces el tema de la OEA, al que caracterizó como “un cuento de nunca acabar”. Indicó que en la más reciente movida “tuvieron que hacer trampa, quitándole la visa a Samuel Moncada para evitar que se movilizara hasta Washington. Ahora impusieron a un señor supuesto embajador de Guaidó, llevándose en los cachos todas las normativas internacionales e internas de la OEA. Solo 18 de 34 se manifestaron a favor del nombramiento de Gustavo Tarre Briceño como representante de Venezuela”, puntualizó.

 

“La OEA viola su propia carta fundacional para satisfacer la política neomonroista de EEUU. Es una aberración jurídica”, señaló Pérez Pirela, quien conecta este episodio con el ocurrido esta misma semana en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. “Por tercera vez se llevó el caso de Venezuela y por tercera vez no se logró un acuerdo. Países como Rusia, China y Suráfrica se opusieron. No es verdad que haya sido un triunfo de EEUU. Quedaron en la nada. Un show para que los ojos del mundo vieran nada menos que al vicepresidente de EEUU. Ni siquiera así se logró nada. Lo que sí salió a flote fue un discurso de antología de Samuel Moncada, quien defendió a Venezuela por todo lo alto”.

 

También relacionó el nuevo capítulo de la telenovela de la OEA con las declaraciones de Craig Faller, jefe del Comando Sur. “Este militar estadounidense, al mando del aparato bélico destinado a esta parte del hemisferio, dijo que si para fines de año no ha salido Maduro, ellos iban a invadir Venezuela. Entonces está claro que quieren tomar la OEA como plataforma internacional para justificar esa invasión, ya que saben que en la ONU no van a obtener el apoyo necesario para hacerlo”.

 

Insistió en el tercer fracaso de EEUU al llevar el tema al Consejo de Seguridad, donde de nuevo se topó con dos de las otras potencias con derecho a veto: China y Rusia que, cada una a su estilo, rechazaron la pretensión de Washington.

 

“China fue clara, expedita y minimalista, como es su diplomacia: dijo que rechazan la intervención militar y que seguirán cooperando con Venezuela sobre la base del respeto mutuo. Rusia fue más dura, pues denunció que EEUU, con una mano nos ahoga con sanciones mientras nos meten la otra en los bolsillos para robarnos”.

 

A Guaidó lo derrotó la Champion League

 

En el plano interno, Pérez Pirela habló acerca de la más reciente “fecha definitiva” anunciada por Juan Guaidó, que debió ocurrir el miércoles pasado en todo el país. “Estaba convocando a una especie de batalla final que terminó en que no salió nadie. La mejor prueba es que hasta sus propios medios guardaron silencio. No salió nadie. Parece que la Champion League (esa tarde había dos partidos de este torneo) le ganó a Guaidó porque los opositores se quedaron viendo el fútbol”.

 

Advirtió que la caída del poder de convocatoria es un síntoma peligroso porque si Guaidó no le sirve a EEUU puede pasar a ser una víctima, para detonar estrategias invasoras.

 

Otra noticia de fuentes internas citada por el conductor de Desde donde sea en su emisión número 14 fueron las declaraciones del fiscal general Tarek William Saab acerca de cuánto ha perdido Venezuela por las medidas coercitivas unilaterales de EEUU y otras naciones. El funcionario estimó que entre 2013 y 2017 se han generado pérdidas por 300 mil millones de dólares como consecuencia de sanciones, retenciones y robos perpetrados contra los activos y fondos de Venezuela en el exterior.

 

Igualmente Pérez Pirela se refirió a las denuncias presentadas en rueda de prensa por el ministro de Comunicación de Información, Jorge Rodríguez acerca de cientos de millones de dólares de Citgo que están siendo desviados a cuentas personales de los integrantes de una red golpista a la que se conoce como Cocoon 2.0, de la que forma parte la cúpula de Voluntad Popular y otros sectores de la derecha.

 

Finalizó reflexionando nuevamente acerca del riesgo de una agresión militar estadounidense. “Trump necesita su guerra y todo indica que la quiere hacer contra Venezuela. En estos últimos días despidió al director del Servicio Secreto Randolph ‘Tex’. Alles. Luego renunció la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen. La Casa Blanca está que arde. Y ahora vemos como se ha puesto en negro sobre blanco la amenaza de invasión militar ‘si Maduro sigue en pie para finales de año’. Solo hay que mirar cómo destruyeron Siria, Irak, Afganistán, Libia… Dios nos agarre confesados. Es momento de unión de chavistas, independientes y opositores. Aquí nadie quiere lo terrible de una guerra”.

 

(LaIguana.TV)