En Argentina comienza a salir a la luz la “operación político-mediática” gestada por factores de la oposición con el objetivo de darle un “golpe blando” a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

A través de una carta, el exagente financiero, Leonardo Fariña, reconoció que hizo parte de un plan para atacar al empresario Lázaro Báez –acusado de lavado de activos- con el objetivo de producir un “golpe blando para erosionar la figura” de la entonces presidenta Cristina de Kirchner.

 

“Es fácil, yo soy un perejil, Báez también, pero la cercanía de Báez con Néstor Kirchner generaba por conexidad un ataque a la presidenta. Yo fui el medio de esos extremos”, decía parte de la misiva que presentó ante el juez federal la abogada de Fariñas.

 

“Yo a fines de 2011 tomé la errada decisión de formar parte de una operación político mediática contra del señor Báez, a la que accedí por una millonaria deuda que su empresa tenía para con mi persona. (…) Esta operación constaba de realizar una serie de declaraciones públicas contra el señor Báez a cambio de protección jurídica y mediática”, dice parte del escrito que ha salido a la luz.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook