El gobierno de Venezuela logró identificar a cinco personas involucradas directamente en los ataques perpetrados contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) en marzo de este año.

 

La información la ofreció esta martes el vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura; y ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez,  desde el Salón Simón Bolívar del Palacio de Miraflores en Caracas.

 

Del total de cinco hombres identificados, todos de ciudadanía venezolana, cuatro se encuentran prófugos de la justicia en el extanjero y con una solicitud  por terrorismo a través de la Policía Internacional (Interpol).

 

El único capturado hasta el momento es Otoniel Ramos Sánchez, quien está detenido e imputado por el Ministerio Público. Este sujeto, explicó Rodríguez, «ha dado muchas luces» sobre sus cómplices y quienes están implicados en los ataques al SEN.

 

Ramos Sánchez, fue ingeniero de operaciones adscrito a la dirección de tecnología de la extinta empresa Edelca y está directamente relacionado en los ataques del 7 de marzo.

 

También están involucrados Julio César Acuña Núñez, quien se encuentra residenciado en Estados Unidos y Ramón Oswaldo García García, con residencia en España  y  Miguelángel José Freitas, quien vive en Colombia.

 

En el caso de los ataques directos y mecánicos registrados los días 25,26,27 y 28 de marzo,  el ministro Rodríguez informó que se identificó como uno de los principales responsables a Jesús Rodríguez Landoni.

 

Este ciudadano está prófugo de la justicia y huyó a territorio estadounidense, donde actualmente es protegido por un funcionario militar de la Fuerza Aérea de del país norteamericano.  Rodríguez Landoni ejercía labores como «especialista en sistemas de protecciones del SEN» y trabajaba directamente en la Central Hidroeléctrica del Guri, es decir, controlaba los mecanismos que garantizaban que el sistema no cayera por completo en el caso de que ocurriera una falla.

 

Tras su participación en el ataque, Rodríguez Landoni huyó hacia Estados Unidos.

 

Rodríguez reveló que en los próximos días ofrecerá más detalles sobre cómo se ejecutaron los ataques al SEN, los cuales tenían como objetivo dejar al país sin energía eléctrica por más de un mes, como mínimo.

 

Complicidad de la oposición con Estados Unidos

 

El gobierno venezolano ha denunciado que Washington en complicidad con extremistas de la ultraderecha venezolana son los responsables de los ataques al servicio, una operación que tiene como fin deponer a Nicolás Maduro para de esa manera asaltar el poder político y poder controlar las enormes riquezas energéticas, minerales y naturales que tiene el país suramericano como: petróleo, oro, hierro, coltán, cobre, diamantes, tierras para el cultivo de alimentos y ganadería, inmensidad de espacios para el turismo y su posición geoestratégica en el continente.

 

Mientras tanto la derecha venezolana argumenta que los apagones son producto de una supuesta “falta de mantenimiento” e “ineficiencia” de las autoridades, aunque en varias ocasiones amenazaron que el país se mantendría sin agua, luz y gas, hasta que no saliera Maduro.

 

(LaIguana.TV)

 
Comentarios Facebook