cuadro-cuatro.jpg

La representante de Canadá en el Miss Universo 2017, Siera Bearchell, quien fuera objeto de burla en las redes sociales por no encajar en el supuesto peso ideal para participar en este tipo de eventos, demostró que ante todo es importante la seguridad en sí misma para sobresalir, rompiendo de esta forma con los cánones de belleza impuestos por la industria cultural.

 

La joven de 23 años respondió en redes sociales a sus opositores. “‘¿Qué se siente ser más grande que las demás?’ Esto fue lo que me preguntaron en una conferencia de prensa. Me quedé sin palabras. Y pensé, ‘¿cómo se siente ser yo misma?, ¿qué se siente ser así de segura como lo soy?, ¿cómo se siente cumplir mi sueño de representar a Canadá en Miss Universo?, ¿cómo se siente ser un modelo a seguir para las mujeres jóvenes que tratan de encontrar su camino?, ¿cómo se siente redefinir la belleza?’ Mi respuesta fue: ‘Se siente muy bien’“, escribió.

 

Este hecho de haber sido señalada por su “sobrepeso” le permite hoy día decir que: “No se necesita una talla para ser feliz. Aunque yo soy la primera en decir que no soy tan delgada como lo era cuando tenía 16 o 20 años o incluso el año pasado, soy más confiada, capaz, sabia, humilde y apasionada que nunca. Tan pronto como empecé a amar a quien yo era en lugar de intentar siempre encajar en lo que yo pensaba que la sociedad quería que fuera, gané sabiduría en un nuevo aspecto de la vida“.

 

Sin duda, Siera Bearchell ha permitido un importante avance en la deconstrucción de los estereotipos obsoletos que imperan en este tipo de concursos.

 

(LaIguana.TV)

sustento-cuatro.jpg

cuatro1.jpg

cuatro2.jpg

cuatro3.jpg

Comentarios Facebook