El 1º de mayo de cada año se conmemora el Día Internacional del Trabajador, en homenaje al reclamo por parte de trabajadores de Chicago, Estados Unidos (EEUU), que emprendieron una jornada de protestas y paros para demandar reivindicaciones laborales como la reducción de la jornada laboral diaria a ocho horas, que en ese momento era entre 12 y 16 horas.

 

La manifestación, que se efectuó entre el 1º y 4 de mayo de 1886 y en principio fue protagonizada por cerca de 80.000 trabajadores, se convirtió en una gran huelga nacional que trajo graves consecuencias en cientos de fábricas estadounidenses y dejó miles de trabajadores detenidos, torturados, procesados, despedidos y asesinados.

 

Para la época, Chicago era la segunda ciudad con mayor número de habitantes en los EEUU.

 

El Día Internacional del Trabajador se conmemora en distintos países. En Venezuela, el 1° de mayo es un día feriado no laborable, decretado en 1945 por el entonces presidente Isaías Medina Angarita.

 

Desde la llegada de la Revolución Bolivariana, impulsada por el Comandante Hugo Chávez, se emprendió una la lucha por humanizar las relaciones laborales y acabar con las prácticas de explotación y baja remuneración que caracterizaron a la IV República.

 

Uno de las mayores conquistas sociales del pueblo venezolano llegó con la promulgación de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT), en 2012.

 

Entre las mejoras laborales obtenidas con este instrumento legal está la vuelta de la retroactividad de las prestaciones sociales con base al último sueldo, pago de liquidaciones dobles en casos de despidos injustificados, reducción de jornada laboral a 40 horas diurnas semanales, eliminación de la tercerización laboral y extensión del permiso prenatal y postnatal.

 

(AVN)

Comentarios Facebook