Andrej Hunko, diputado del Bundestag y del PACE, pasó once días en Venezuela para entender lo que realmente pasa en el país.

 

El representante del partido alemán Die Linke —la izquierda— se reunió tanto con el presidente, Nicolás Maduro, como con su oponente, el autoproclamado «presidente interino», Juan Guaidó, por lo que fue duramente criticado por los políticos alemanes.

 

En una entrevista con Sputnik, el político de izquierda cuenta sobre su viaje y crítica al ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas. Hunko es el primer político alemán que visita Venezuela desde el inicio del intento de un golpe militar.

 

La erosión del derecho internacional

 

«Ayer me reuní con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y expresé mi solidaridad con el pueblo venezolano en relación con las sanciones económicas y las amenazas de guerra. Tuvimos un largo intercambio de opiniones sobre la situación internacional y, en particular, sobre la erosión del derecho internacional. Maduro destacó la ilegitimidad de las sanciones y los arrestos de bienes venezolanos por parte de bancos internacionales como resultado de la presión de Estados Unidos, que empeora la situación en el país», escribió Hunko en su página de Facebook.

 

A Sputnik, el político dijo lo siguiente: «Maduro subrayó la dependencia de la oposición de las instrucciones de Estados Unidos. Cree que no tiene sentido sostener un diálogo que en cualquier momento puede ser interrumpido por una llamada de Washington. Pero en general, está dispuesto a hablar incluso con el diablo, según sus propias palabras».

 

Una reunión con Guaidó

 

Hunko tuvo un extenso programa en Venezuela reuniéndose con unos 30 representantes del Gobierno, la oposición y organizaciones humanitarias. En cuanto a la reunión con el autoproclamado «presidente interino», Juan Guaidó, el político escribió en Facebook: «Me reuní con Juan Guaidó y otros altos cargos de la oposición. Expresé mi convicción de que la solución de la crisis solo es posible por medios pacíficos y mediante el diálogo. Guaidó me presentó a varios líderes sindicales que se oponen al Gobierno. En conclusión, participé en una reunión parlamentaria en calidad de observador».

 

Hunko también comentó a Sputnik que tenía la impresión de que el deseo principal de Guaidó era que el Gobierno de Maduro «fuera rápidamente removido».

 

«Escandalosa» y «desagradable»

 

Debido a su viaje, se enfrentó a las críticas de algunos medios de comunicación alemanes, así como de sus colegas del Bundestag, el Parlamento Federal de Alemania. El vicepresidente de la facción CDU/CSU —dos principales partidos conservadores de Alemania—, Johann Wadepuhl, calificó de «escandalosa» la reunión entre Hunko y Maduro.

 

Nils Schmid, representante del Partido Socialdemócrata de Alemania, llamó «desagradable» la visita del político de izquierda a Caracas.

 

También se recibieron críticas desde el Partido Democrático Libre. Bijan Djir-Sarai, representante de política exterior del partido, escribió en Twitter: «El hecho de que este político alemán se encuentre con Maduro es una prueba de pobreza y es extremadamente desagradable».

 

A Hunko estas reacciones no le sorprendieron en lo más mínimo ya que «siempre le ha quedado claro que algunos iban a indignarse».

 

El político también señaló que Maduro es el presidente legítimo de Venezuela. «Cuando Maduro fue elegido hace un año, todos los observadores internacionales confirmaron que las elecciones eran correctas. Y a Maduro le apoyaba un porcentaje más grande de gente que a Macron o Trump en sus países correspondientes, por ejemplo. Maduro sigue teniendo un gran apoyo entre la población. Más miedo da que EEUU y algunos gobiernos europeos no han reconocido la elección del pueblo», dijo Hunko.

 

Heiko Maas prefiere más a Brasil o Colombia

 

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, inició su viaje a América Latina el 29 de abril. Se prevé que Maas se reúna con los presidentes y cancilleres de Brasil y Colombia, que son los aliados más cercanos de Estados Unidos en el intento golpista en Venezuela. La visita a Caracas para hacerse una idea de la situación sobre el terreno no está prevista. El Gobierno federal de Alemania ha reconocido a Juan Guaidó como presidente interino del país latinoamericano.

 

«Maas se reunirá en Colombia con representantes de la parte radical y violenta de la oposición venezolana, a la que Guaidó también pertenece. Y ese es el problema: los gobiernos occidentales a menudo se basan en una imagen de la situación descrita por estas figuras de oposición extrema. Por lo tanto, el Gobierno federal creía que el Gobierno de Maduro sería removido en unos pocos días o semanas», comenta Hunko.

 

El diputado agregó que «teme que Colombia esté preparando una posible intervención militar» en Venezuela.

 

(Sputnik)

Comentarios Facebook