La estrella del club de fútbol británico Liverpool, Mohamed Salah, tuvo que ser retirado en camilla de la cancha durante el partido contra el Newcastle. El delantero egipcio recibió un fuerte golpe en la cabeza después de una colisión con el arquero del equipo oponente, Martin Dubravka, que lo dejó tendido sobre el césped.

 

Salah abandonó la cancha entre las lágrimas. El astro egipcio se lesionó por segunda temporada consecutiva en un momento fundamental para el Liverpool.

 

(RT)

Comentarios Facebook