cuadro-ojee.jpg

Fabricio Ojeda, conocido como “Roberto”, periodista venezolano que luchó por la Liberación Nacional y el Socialismo, nació el 06 de febrero de 1929 en la población de Boconó, estado Trujillo.

 

Años después se convirtió en el líder de la Revolución popular del 23 de enero de 1958, que derrocó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, además que es el primero, en la época del puntofijismo, en convocar a una Asamblea Constituyente.

 

Trabajó en los periódicos La Calle, El Heraldo y El Nacional. Lideró a la Unión Republicana Democrática (URD).

 

En 1958 representó la Junta Patriótica que reunía a todos los partidos, movimientos, gremios con un solo fin: acabar con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

 

Fue nombrado diputado al Congreso por la URD, luego de las elecciones generales de 1958, donde obtuvo la victoria Rómulo Betancourt (1959-1964).

 

Se cumplió el pacto de Punto Fijo, el gabinete Betancourt lo formaron adecos, copeyanos y urredistas, y el tripartito se repartió entre su militancia cargos y gobernaciones, hasta que la URD se retiró del gobierno y del pacto en 1962, año en el que surgen las primeras guerrillas organizadas de Venezuela en el siglo XX.

 

Ojeda renunció a su cargo en 1962 y se unió a las guerrillas. Fue uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), constituidas formalmente el primeor de enero de 1963.

 

En las guerrillas llegó a obtener el grado de comandante y presidió el Frente de Liberación Nacional en el distrito Argimiro Gabaldón.

 

El líder fue un defensor de la Revolución Cubana y uno los más fervientes auspiciadores. Es detenido y un Consejo de Guerra lo sentencia a 18 años de presidio por Rebelión Militar y recluido en la cárcel de Trujillo, cárcel de la cual se fuga en compañía de otros compañeros.

 

Es asesinado en los calabozos del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Armada (Sifa) el día 21 de julio de 1966, por miembros de los cuerpos represivos del régimen de Raúl Leoni. Al morir ostentaba, el cargo de Presidente de la Comandancia FLN-FALN.

 

El recuerdo de la figura de Fabricio Ojeda se ha fortalecido en Venezuela en los primeros años del siglo XXI, en reconocimiento a su entrega de llevar las banderas de la Revolución y la Independencia en el país.

 

Por ello el 23 de enero de 2017, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional como muestra de agradecimiento a éste mártir de la lucha obrera en Venezuela. 

 

(VTV)

sustento-12.jpg

sustento-13.jpg

sustento-14.jpg

sustento-15.jpg

sustento-16.jpg

sustento-17.jpg

Comentarios Facebook