La liberación del dirigente opositor Leopoldo López, la madrugada del martes 30 de abril, habría saboteado el plan cívico–militar que ha venido orquestando la oposición venezolana (con el respaldo del  Gobierno de EEUU) para sacar al presidente Nicolás Maduro del poder.

 

Así lo aseguró este domingo 05 de mayo el diario español El País a través de un artículo de opinión, en el cual esbozó algunos aspectos del fallido intento golpe de Estado en Venezuela, acción que fue liderada por el diputado en desacato Juan Guaidó y un minúsculo grupo de militares.

 

“Nos madrugaron. Es incorrecto que se adelantase el plan, porque lo que ocurrió nada tenía que ver con la película que se estaba construyendo”, dijo al medio ibérico una de las fuentes consultadas, en clara referencia a la comparecencia de Guaidó y López en la Base Aérea de La Carlota.

 

“Por qué se precipitaron López y Guaidó aún es motivo de controversia y de versiones encontradas. En el entorno de los dirigentes de Voluntad Popular (VP) aseguran que el plan se había comenzado a filtrar. Dos días antes, Guaidó tuvo que suspender a última hora su participación en un acto en Barquisimeto, capital del Estado de Lara. El temor a ser detenidos y encarcelados les llevó, según la versión que ha trasladado su círculo, a tomar la decisión”, reseñó.

 

Asimismo, en el artículo indica que la liberación de López pudo ser una decisión del propio fundador de VP, pues las fuentes revelaron que al parecer la medida no contaba con el beneplácito de la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump.

 

“La mayoría de las fuentes aseguran que no, que fue una decisión unilateral de López, a la que Guaidó accedió por el peso que su jefe político tiene sobre él y que estuvo impulsada por Christopher Figuera, el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)”, se detalla en artículo.

 

Malestar en PJ y UNT por la actuación de López

 

Algunos dirigentes de los partidos opositores Primero Justicia (PJ) y Un Nuevo Tiempo (UNT), según las fuentes de El País, se habrían molestado por la decisión de López de aparecer públicamente y querer tomar el protagonismo de la intentona golpista.

 

“Hay un claro malestar por la actuación de López. Al dirigente de VP se le recrimina —de nuevo— haberse precipitado y, en este caso, enturbiar un acuerdo institucional para formalizar un cambio político y un Gobierno de transición. De acuerdo a la mayoría de las fuentes consultadas, la actuación de López, con sus afanes protagónicos, ha congelado el plan inicial, como dejó entrever el propio Elliott Abrams al asegurar que ninguno de los complotados respondía ya al teléfono”, recalcó el medio.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook