Un despliegue táctico estratégico ejecutado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana permitió rescatar a la periodista sueca Annika Hernroth, quien se encontraba secuestrada por una banda delictiva en el hotel donde se encontraba hospedada.

 

Los hechos

 

En horas de la mañana del día de ayer la periodista Annika Hernroth del medio digital Daly Bist fue raptada por una banda delictiva en las adyacencias de Los Palos Grandes amenazándola de muerte sino pagaba una cuantiosa suma de dinero en dólares. 

 

Los secuestradores trasladaron a la periodista hasta el hotel donde la dejaron con algunos integrantes con la finalidad de que la misma lograra conseguir la cantidad de dinero que le estaban pidiendo.

 

Tras pasar las horas, un funcionario de PoliChacao que prestaba apoyo a la comunicadora social se percata de la situación y se comunica con efectivos del FAES para lograr su rescate.

 

Por tal motivo, comisiones del FAES despliegan un operativo táctico-estratégico con la premura del caso para lograr rescatar sana y salva a la periodista secuestrada.

 

Una vez en el lugar, los funcionarios policiales logran observar a unos sujetos con la descripción dada por el denunciante por lo que le hacen el llamada de alto y estos sin mediar palabra alguna inician un enfrentamiento por varios minutos que terminó cerca del hotel donde tenían a la secuestrada.

 

Posterior a ello, dos de los criminales se dan a la fuga a bordo de una moto; mientras que otros dos sujetos lograron ser aprehendidos cuando pretendían huir del lugar a bordo de dos motocicletas de alta cilindrada una KLR y un DR 650 con el logo de PoliMiranda.

 

Los dos detenidos quedaron identificados como Francisco José Gregorio Castro (32), quién portaba un arma fuego tipo pistola marca Glock, modelo 26 calibre 9mm, serial LRH577, el cual se identificó como funcionario de PoliMiranda; y Francisco José Jorge Ramírez (58), quien portaba una pistola Stanflogio calibre 9mm, serial AM89993. Cabe destacar, que la suma de dinero que exigían para liberar a la periodista era de 20 mil dólares.

 

De igual forma, la periodista Annika Hernroth logró ser rescatada sana y salva sin ningún tipo de lesiones. Fue trasladada a la sede del FAES en resguardo de su integridad y para realizar las actuaciones correspondientes.

 

Con este hecho, el FAES demuestra el compromiso que tiene no solo con el pueblo venezolano sino con toda aquella persona que se encuentre en nuestro territorio para garantizar la seguridad, tranquilidad y paz de todos.

 

(Nota de Prensa)

 
Comentarios Facebook