El actor Sylvester Stallone, conocido por sus interpretaciones del boxeador Rocky o el mercenario Rambo, ha revelado 30 años después que durante el rodaje de Rocky IV fue herido de gravedad y hasta estuvo hospitalizado por los golpes que recibiera su contricante Dolph Lundgren, quien interpretaba al ruso Iván Drago en la cuarta saga de la franquicia Rocky.

 

En una entrevista concedida en Cannes después de presentar el tráiler de Rambo V, el actor italoamericano aseguró que siempre le decía a Ludgren que lo golpeara tan fuerte como pudiera, en una oportunidad “me golpeó tan fuerte que casi detuvo mi corazón”, reveló Stallone, y fue así como terminó en una sala de emergencias y en cuidados
intensivos durante cuatro días. 

 

Lundgren y Stallone mantuvieron una relación muy buena fuera de la pantalla, en el film que personifica de alguna manera un punto álgido hacia el fin de la llamada Guerra Fría.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook