El partido entre Real Valladolid y Valencia (0-2) en la última jornada de la Liga Española y que supuso el pase del equipo valenciano a la Champions League, ha destapado una gigantesca olla de arreglo de partidos que involucra a jugadores activos y retirados.

 

La policía española tenía meses tras esta red de amaños y apuestas en un operativo conocido como Operación Oikos. Sin embargo, fue este 28 de mayo cuando han salido a la luz grabaciones de este tipo de arreglos.

 

«Mira, hermano. El Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera parte y la segunda, ¿vale? O sea que gana la primera parte y el partido lo gana también; no que gana, que tiene que marcar dos goles en las dos partes, que gana primera y segunda (…). Mira, tú sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie. Nadie es nadie, nadie, ni tus amigos, ni nadie», se escucha decir al exjugador de primera división, Carlos Aranda,con un amigo suyo. Estas grabaciones las obtuvo la policía y fueron dadas a conocer por el diario español El Mundo.

 

“Había siete jugadores comprados, nada más”, también se les oye decir. Al parecer, las negociaciones las haría el exjugador del Valladolid y excapitán de este conjunto, Borja Fernández. Su paga serían 50 mil euros por el amaño del partido.

 

También estarían involucrados, Raúl Bravo, exjugador del Real Madrid e integrante de la selección española en la Eurocopa 2004. Íñigo López, actualmente en el Deportivo de La Coruña. El español Samu Saiz, actual jugador del Getafe, también está siendo investigado, aunque aún no ha sido detenido porque se encuentra fuera de España.

 

La cuestión es que el partido transcurrió según lo dicho en el audio. El Valencia consiguió la victoria con dos goles, en situaciones dudosas donde la defensa del Valladolid tuvo errores en salida y terminó regalando el balón. Con la victoria, el Valencia consiguió quedar en la cuarta posición en la tabla general, por encima del Getafe, y clasificar a la Champions League.

 

Por su parte, la Federación Española de Fútbol ha comunicado que está a la espera de que la policía revele los documentos para poder actuar sobre el asunto.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook