La Cancillería de Rusia ha aseverado este jueves mediante un comunicado que ve en la decisión de Estados Unidos de enviar 1000 soldados más a Polonia “signos de preparación para nuevos despliegues a gran escala”.

 

Moscú estima que esa decisión de Washington y Varsovia ha asestado “un fuerte golpe” a un acuerdo sellado en 1997 entre Rusia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para restringir la acumulación militar en los países de Europa oriental.

 

De acuerdo con la nota, la decisión representa “una acumulación de capacidades militares más peligrosa en el continente llevada a cabo por Washington” sin tener en cuenta las obligaciones derivadas de los instrumentos multilaterales, y ahora, añade, sin tener en cuenta a los aliados europeos.

 

“Tales acciones socavan uno de los pocos documentos restantes diseñados para garantizar la estabilidad militar en Europa”, y Rusia la tendrá en cuenta en su futura “planificación de defensa” y su “actividad práctica”, ha destacado el Ministerio de Exteriores ruso en su declaración.

 

Por su parte, el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, ha aseverado a la agencia rusa de noticias RIA Novosti que la medida refleja las “intenciones agresivas” de Washington.

 

(HispanTV)

Comentarios Facebook