cuadro12.jpg

Pese a que un sector de la oposición apoya la salida electoral, de vez en cuando convoca a manifestaciones de calle, demostrando sin embargo que no tienen «músculo» para hacerlo.

 

Es bien sabido que el poder de convocatoria que llegó a tener la derecha venezolana se ha diluido entre tanta confrontación interna y pugnas por una ficticia candidatura presidencial.

 

Esta forma de actuar responde a un doble discurso dentro de las filas opositoras, que están pujando desde hace tiempo por un «cambio» que no termina de convencer ni a sus propios seguidores.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook