Mercedes Sosa nació un 9 de julio de 1935. Fue una cantante de música folclórica argentina, considerada la mayor exponente del folklore argentino. Se la conoció como La Voz de América Latina.​ Fundadora del Movimiento del Nuevo Cancionero y una de las exponentes de la Nueva canción latinoamericana. 

 

Con su voz, Sosa levantó una bandera de lucha contra los dictadores de Suramérica y en defensa de los más desposeídos, por lo que se le calificó como «la voz de la mayoría silenciosa».

 

Símbolo de resistencia

 

Fue vista como un símbolo de resistencia y representante, junto con muchos otros, del movimiento de la canción social.

 

«Gracias a la vida»

 

Su versión del tema «Gracias a la Vida», de Violeta Parra, fue un himno para los movimientos izquierdistas del mundo en las décadas de 1970 y 1980.

 

Nuevo Cancionero

 

La cantante fue un exponente importante del Nuevo Cancionero, movimiento altamente politizado por llevar la música popular de vuelta a sus raíces entre 1960 y 1970.

 

Raíces profundas

 

Sosa se enfocó en la poesía argentina y Latinoamericana, aunque incursionó en otros géneros como el tango, sus raíces estuvieron en la «tierra adentro».

 

Militante del Partido Comunista

 

Formó parte del Partido Comunista y sus ideales le generaron problemas durante la dictadura militar de Argentina (1976-1983), como la prohibición de su música y su exilio a Europa, tras ser detenida en medio de un concierto en la ciudad universitaria de La Plata (Argentina).

 

Lucha por reivindicaciones sociales

Su voz representó los cantares de los trabajadores y la juventud que luchaban en contra de la explotación, así como de otros artistas de la época.

 

Comprometida con sus ideales

 

Los ideales que la identificaron estaban comprometidos con los sueños de los pueblos que no eran escuchados y aseguró que no entraba en la política porque «tendría que descuidar lo más importante para mí, que es el folclore».

 

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook