cuadro15.jpg

Un suspicaz anciano de 80 años, cansado de ser víctima de ladronzuelos, falleció en la localidad carabobeña de Morón tras activar de manera accidental una ingeniosa trampa cazabobos que él mismo había construido.

 

Para leer más, hacer click en este enlace de NotiTarde.com.

sustento15a.jpg

Comentarios Facebook