La Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este viernes 19 de julio a cuatro funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

 

Los siguientes venezolanos han pasado a engrosar la lista de funcionarios del Gobierno Nacional, a quienes se les ha impuesto medidas coercitivas individuales: el general Rafael Ramón Blanco Marrero, director adjunto de la Dgcim; el coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares, director de investigaciones; el comandante Alexander Enrique Granko Arteaga, jefe de la Unidad de Asuntos Especiales y el coronel Rafael Antonio Franco Quintero, ex director de Investigaciones este cuerpo de seguridad.

 

“Esta acción sigue al arresto, abuso físico y muerte del Capitán de la Armada de Venezuela, Rafael Acosta Arévalo”, precisa el comunicado del Departamento del Tesoro.

 

En este sentido, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, citado en el comunicado, expresó: «Estados Unidos utilizará todas sus autoridades para atacar a aquellos que han ayudado al régimen ilegítimo de Maduro a reprimir la disidencia, la libertad de expresión y la voluntad del pueblo venezolano».

 

La imposición de estas medidas unilaterales ya había sido anunciada por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, vía Twitter. No obstante, no se había precisado las identidades de los nuevos sancionados.

 

Dgcim en el ojo de Washington

 

El Departamento de Estado sancionó el pasado 11 de julio a la Dgcim como institución, después de la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

 

Previo a esta acción, el pasado 1 de julio, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos agregó a su lista de funcionarios sancionados al comandante de la Guardia de Honor y director general de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Rafael Hernández Dala.

 

En esa oportunidad, la imposición de sanciones fue justificada de la siguiente manera: «El Tesoro sigue sancionando a funcionarios a cargo de la seguridad e inteligencia del régimen ilegítimo de Maduro, que han violado sistemáticamente los derechos humanos y han suprimido la democracia de Venezuela, incluso mediante la tortura y otros usos brutales de la fuerza».

 

¿“Cambio positivo de comportamiento”?: Las sanciones y el caso de Manuel Ricardo Christopher Figuera

 

En el penúltimo párrafo del comunicado del Departamento de Estado emitido este viernes 19 de julio, se expresa que “las sanciones de los Estados Unidos no necesitan ser permanente; las sanciones están destinadas a provocar un cambio positivo de comportamiento”.

 

En este sentido, el documento señala como ejemplo el levantamiento de las sanciones contra el General de División Manuel Ricardo Christopher Figuera, ex jefe del Servicio Nacional de Inteligencia de Venezuela (SEBIN), el pasado 7 de mayo.

 

“Instamos a todos los funcionarios de Dgicim a tomar nota de este ejemplo y a distanciarse del régimen ilegítimo de Maduro”.

 

Lo que no recuerda el comunicado es que Manuel Cristopher Figuera, ex jefe de inteligencia, recibe una mensualidad de 3 mil dólares por permanecer en Estados Unidos, de acuerdo a información suministrada por la plataforma de investigación La Tabla.

 

El propósito de la estadía de Figuera en Washington ha sido posicionar ante los medios hegemónicos una matriz de opinión relativa a que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordena personalmente torturas a sus adversarios políticos.

 

Desde inicios de julio, Figuera se dirigió a medios como ABC, AP, EFE, El País, entre otros, a los que les recita un guión sin variaciones.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook