Lo que ocurre en Puerto Rico es la expresión de la indignación de todo un pueblo, no solo ante los desafueros del gobernador, Ricardo Roselló, sino también ante los abusos de un sistema capitalista colonial, considera el filósofo boricua Ramón Grosfoguel.

En declaraciones para LaIguana.TV, Grosfoguel expresó que las manifestaciones cotidianas exigiendo la renuncia de Roselló son la prueba de que ya el pueblo no aguanta más las humillaciones y los maltratos que derivan de su situación de colonia de EEUU.

Indicó que Puerto Rico viene siendo dirigido por una junta designada por el gobierno estadounidense, la cual se encarga de que siempre se paguen primero las deudas con Wall Street y luego, si sobra algo, se atiendan algunas de las necesidades del pueblo.

«Ya el pueblo puertorriqueño lleva años viviendo bajo la bota de esa junta neoliberal, que recorta los presupuestos arbitrariamente y ha afectado a todo el sistema de salud y de educación», dijo.

Señaló que el hecho de que se tomen las decisiones desde los  intereses del capitalismo colonial ha empobrecido masivamente a la población, ha generado un aumento del desempleo y ha obligado a muchos a irse a otros lugares a ofrecerse como mano de obra barata.

Señaló Grosfoguel, profesor de la Universidad de California en Berkeley, figura destacada de la escuela descolonial latinoamericana, que a esta situación estructural se sumó luego la conducta de la camarilla gobernante de EEUU respecto a los fondos de ayuda para atender la emergencia generada por el huracán María, en 2017, que dejó a Puerto Rico en una situación de crisis humanitaria. «La administración colonial americana retuvo ese dinero, que había sido pagado por los mismos puertorriqueños, que le tocaba a Puerto Rico, porque tenía otros planes con esos fondos, en particular la construcción de la muralla en la frontera con México, que es parte de las políticas discriminatorias contra las poblaciones latinas, políticas de supremacía blanca».

Recordó que Trump, luego del huracán, apareció en Puerto Rico lanzándole papel higiénico al pueblo damnificado. Fue una manera simbólica de decirle a su audiencia de supremacistas cómo él maltrata a los latinos. «Se ha calculado que luego del huracán han muerto más de 6 mil personas, lo que habla de una crisis humanitaria verdadera. Y digo verdadera porque los mismos EEUU se han inventando crisis humanitarias en otros países, como Venezuela, donde hay una crisis económica generada por el mismo imperio, pero no una crisis humanitaria».

Puntualizó que el escándalo de las denigrantes comunicaciones del gobernador Roselló y sus colaboradores, ha hecho que ya la gente no aguante más. «Tenemos una movilización diaria, exigiendo la renuncia del gobernador. El pueblo indignado ante tanta humillación, tanta explotación, tanto saqueo, tanto robo, finalmente se lanzó a la calle», enfatizó Grosfoguel.

(Clodovaldo Hernández / LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook