fbpx
#LoÚltimo
Sin miedo: Monedero enseña la factura de sus trabajos con el ALBA ante campaña en su contra. véala
Febrero 21, 2015
La Iguana Google Plus

monedero2102152.jpg

Todo es mentira”. “Es falso”. “Es un montaje”. “No buscan la verdad sino acabar con un objetivo político”. Estas han sido sólo algunas de las frases que ha utilizado el secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos, Juan Carlos Monedero, para negar, una tras otra, las informaciones que han sido publicadas en el último mes que acusaban al ‘número tres de Podemos’ de, entre otras cosas, “fraude fiscal”, “financiación ilegal del partido” o “poseer un banco propio”.

 

La base documental de los argumentos proporcionados por Juan Carlos Monedero habían sido entregados previamente a los medios de comunicación. Esto es, por una parte, una copia de la factura abonada por el Banco del ALBA, con fecha 31 de octubre de 2013 y en concepto de trabajos que se prolongan hasta el 31 de diciembre de 2014; por otra, un análisis comparado de los costes fiscales en el IRPF de distintas alternativas de retribución al socio profesional en el que trata de demostrar que no ha intento defraudar dinero a Hacienda; y, por último, un informe realizado por “una experta en la función pública” en el que se concluye que Monedero no tenía por qué solicitar a la Universidad Complutense la compatibilidad para poder realizar los trabajos de asesoría para el Banco del Alba.

 

Con estos tres documentos, y una batería de cartas al director a diversos medios de comunicación en los que exige la rectificación de las informaciones publicadas, Juan Carlos Monedero ha tratado de despejar todas las nubes negras y las acusaciones que se habían vertido sobre las cuentas de su empresa, Caja de Resistencia Motiva 2. “Es todo un montaje, un intento de conquistar en los medios lo que no pueden conseguir en las urnas”, ha insistido Juan Carlos Monedero.

 

Pero si la base documental del discurso de Monedero ha estado sostenida en estos tres ejes, la argumentación del ‘número 3′ ha tenido un sustrato importante de ideología. El argumento principal se puede resumir en la idea de que hay un régimen político y social, el del 78, que está en peligro de extinción y que ante el miedo de desaparecer utiliza todas sus armas para mantenerse a flote o, al menos, para arrastrar en su caída a los que quieren cambiar el sistema existente. “La persecución que he sufrido muestra la debilidad del régimen del ’78”, ha señalado Monedero para acto seguido afirmar: “Yo no soy tan importante”.

 

Las armas utilizadas por el régimen contra él y contra Podemos han sido enumeradas una a una por el ‘número tres’ del partido. A saber: los ataques de la vicepresidenta del Gobierno contra Monedero tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros; las filtraciones de agentes del Estado sobre las cuentas de su empresa; las amenazas del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; las portadas de diversos periódicos con informaciones sobre él “sin fundamento alguno”; y una “ristra interminables de columnistas y tertulianos” calumniando al ‘número tres’ de Podemos hasta el eterno.

 

Con esta argumentación, Monedero ha querido dejar claro que su contabilidad está en regla, que no hay nada irregular en sus cuentas y que no ha obrado ni erróneamente ni de mala fe. Es más, a juicio de Monedero, los ataques que ha recibido se deben al contexto político que atraviesa España y Europa. “Qué casualidad que esta campaña brutal de acoso y derribo se produzca cuando las encuestas dan al PP como perdedor en la Comunidad de Madrid; cuando Syriza gana en Grecia; y cuando cientos de miles de personas piden un cambio político en el centro de Madrid”, ha asegurado.

 

Clausula de confidencialidad

 

Entre los documentos aportados por Juan Carlos Monedero para desmontar las acusaciones vertidas contra él, no se encontraban ni el contrato de trabajo suscrito entre el Banco del ALBA y el profesor universitario, ni tampoco los trabajos de asesoría internacional realizados por Monedero para el mismo banco y que han supuesto el centro de la polémica. Asimismo, Monedero tampoco ha señalado cuántos informes hizo ni cuándo comenzó a trabajar para el Banco del ALBA.

 

En este sentido, el ‘número tres’ ha reiterado que la cláusula de confidencialidad presente en su contrato no le permite hacer público ninguno de los dos documentos que la prensa le ha reclamado. “Los estatutos del Banco del ALBA exigen confidencialidad ya que incluye información sensible. No estoy autorizado a difundirlo”, ha señalado el secretario de Programa de Podemos, que sí ha asegurado que el contrato se hace a nombre de su empresa, Caja de Resistencia 2, que fue fundada en octubre de 2013.

 

Este dato aportado por Juan Carlos Monedero sí contradice las informaciones aportadas por el propio Monedero en las que aseguraba que los trabajos se realizaron entre 2010 y 2011. Asimismo, también llama especialmente la atención el hecho de que el concepto de la factura señale que el contrato entre ambos se prolonga hasta el 31 de diciembre de 2014 con “asesoría puntual sobre el proyecto”. De esta manera, Juan Carlos Monedero ha realizado tareas de asesoría para el Banco del ALBA estando ya constituido Podemos.

 

Sobre el precio de los servicios prestados al Banco del ALBA, Monedero ha asegurado que se tratan de “precios de mercado”, que son los que marca “la parte pagadora”. “Si me pagan menos, yo no podría haber puesto en marcha mi proyecto de profesionalizar La Tuerka y tendría que haber buscado otro tipo de soluciones”, ha afirmado.

 

Declaración complementaria

 

Juan Carlos Monedero ha realizado un especial esfuerzo en demostrar que nunca ha tenido voluntad de defraudar a Hacienda y que sus actuaciones siempre han estado guiada por “recomendaciones de expertos”. “Se me recomendó abrir una empresa de responsabilidad limitada y la factura la ingresé directamente en la cuenta de esta empresa. Es falso que la ingresara en mi cuenta y después la ingresara a la de la empresa”, ha asegura el ‘número tres’.

 

Asimismo, el responsable de Programa de Podemos que realizó una declaración complementaria de impuestos “no para subsanar ninguna irregularidad” sino para contrarrestar y desmentir “la interpretación interesada en un país donde los ministros de Hacienda se permiten el lujo de amenazar a un ciudadano”.

 

Disculpas

El ‘número tres’ de Podemos ha pedido disculpas a los simpatizantes del partido y a la prensa por haber tardado tanto en dar explicaciones. A este respecto, Monedero ha señalado “que ha habido ocasiones en las que se ha quedado sin palabras” y que le ha costado “un tiempo reconocerse” en la persona que dibujaban los medios de comunicación. “Los simpatizantes se merecían una explicación antes. Ellos también son sensibles al bombardeo mediático y han reclamado argumentos para poder replicar a las informaciones”, ha señalado Monedero, que ha apuntado que el retraso en las explicaciones también se debe a “la gravedad” de las acusaciones.

 

Asimismo, Monedero ha afirmado que de todas las informaciones publicadas, la que más le ha dolido es la publicada por El País asegurando que había falseado su Currículum. De hecho, el profesor ha tenido unas palabras para la periodista que firmó aquella información y le ha señalado que “le gustaría poder hablar con ella tranquilamente”.

 

Denuncia a Montoro por un delito de revelación de secretos

 

Ante estos hechos, Monedero, ha anunciado este viernes que ha puesto en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos y la Fiscalía las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre su tributación por si existiera un delito de revelación de secretos.

 

En la rueda de prensa en la que ha presentado la factura de los trabajos de asesoría para varios países latinoamericanos, Monedero ha desmentido todas las informaciones publicadas sobre su trayectoria profesional y ha arremetido duramente contra Montoro y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por la “caza de brujas” a la que ha sido sometido en el último mes.

 

El número tres de Podemos, arropado por los principales integrantes de la dirección del partido, incluido Pablo Iglesias, ha presentado la factura de los trabajos de consultoría para varios países latinoamericanos por los que cobró 425.000 euros a través de una empresa y ha negado cualquier irregularidad en su tributación, así como en la financiación del partido.

 

Monedero ha entregado a los medios de comunicación un dossier con documentación con la factura de esos 425.000 euros que le pagó en diciembre de 2013 el Banco del Alba. Aporta además un informe fiscal realizado por un despacho de abogados, que concluye que el resultado las dos opciones de tributar (por IRPF o por el impuesto de sociedades) arrojan un resultado económico muy similar en el pago de impuestos y un estudio jurídico que asegura que estaba exento de solicitar la compatibilidad a la Universidad Complutense, donde imparte clases.

 

(Hoy Venezuela)

 

monedero2102153.jpg