LEOPOLDO.jpg

Desde el encarcelamiento de Leopoldo López en la cárcel militar de Ramo Verde, internacionalmente se ha tratado de crear la matriz de opinión de que el Gobierno emplea la tortura en contra de éste y otros dirigentes opositores terroristas detenidos.

Sin embargo con la publicación de varias imágenes que muestran las buenas condiciones en las que permanecen recluidos tanto López como los otros dirigentes opositores, el discurso de una supuesta violación de los derechos humanos cada vez pierde más credibilidad.

De hecho este show quedó evidenciado cuando López ofrecía una entrevista vía telefónica a CNN con el periodista Fernando Del Rincón, en el que expresaba que lo querían dejar incomunicado quitándole el teléfono.

En dicha entrevista López pelea con lo que parece ser una autoridad del penal que le quiere quitar el teléfono, sin embargo nunca se escucha la voz del supuesto militar que lo quiere aislar.

“Que no vale coronel que pasa, no puedes quitarme la llamada, si me quieres castigar me castigas, no puedes quitarme la llamada”, manifiesta López en plena entrevista en una supuesta pelea contra un coronel que nunca se sabe quién es.

El dirigente de Voluntad Popular, luego de tener ese supuesto roce con un coronel, continuó ofreciendo la entrevista sin que tuviera mayores problemas.

 

En este sentido valdría la pena recordar la bestialidad con la que los gobiernos de la 4ta República trataban a los militantes comunistas y de izquierda detenidos durante los años 60, 70 y 80, donde muchos terminaban desaparecidos.

 

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook