33_640X480.jpg

“Cuidado y Nicolás Maduro empieza a usar armas químicas como está ocurriendo en Siria”, con esta declaración tan delicada se dirigió este sábado el alcalde del municipio Hatillo, David Smolansky, a la Comunidad Internacional.

 

El comentario surgió cuando la tarde de este 8 de abril ciertos representantes y corporaciones de la comunicación de derecha hablaron de un presunto gas rojo “venenoso”, que habría sido empleado por efectivo para dispersar las protestas violentas que se desarrollaron en la Av. Libertador de Caracas, fundamentando que “es mortal”.

 

“El ‘gas rojo’ que utilizó la GNB tiene un químico para que las personas se descompensen, vomiten y hasta puedan perder la vista (…) Denuncio que la Guardia utilizó un ‘gas químico rojo’ que está prohibido” escribió el dirigente de la derecha.

 

Cabe acotar, que las bombas lacrimógenas poseen en su contenido un generador de humo en clorato de potasio, que puede ser de color amarillo, rojo, naranja o verde. Dicho color del gas suele estar asociado como una maniobra psicológica para disipar protestas que sean violentas y no como un componente que origine otras reacciones.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook