En un extenso artículo publicado este lunes 19 de agosto por Instituto Empresarial Americano se plasmó las declaraciones del enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, Elliott Abrams, quien soltó la lengua y destapó la olla revelando el plan poschavista, que gringos y oposición buscan aplicar en Venezuela tras “hundir” al pueblo y “derrocar” al presidente Nicolás Maduro.

 

El gringo reveló además que “más de 14 agencias federales» elaboraron una “periodización” para lo que consideran son los meses posteriores “al hipotético fin del Gobierno de Nicolás Maduro”.

 

Revertir la Ley de Hidrocarburos aprobada durante el Gobierno de Hugo Chávez, privatizar bajo la administración de Estados Unidos el sector energético, levantar las sanciones económicas y financieras y crear «líneas de crédito internacionales» a través del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, prevé aplicarse durante el primer y segundo mes, luego del Golpe.

 

Mientras que en el tercer y doceavo mes, la Casa Blanca plantea intervenir el Banco Central de Venezuela, dando así continuidad a la neoliberalización del país que fue impedida por Hugo Chávez y se convocaría a «elecciones libres» y supuestamente democráticas sin candidatos del chavismo.

 

A largo plazo, la oposición y los gringos meterían su mano en “el saqueo absoluto de todas las riquezas minerales y energéticas de Venezuela”, bajo una supuesta “ampliación del ancho de banda y capacidad de los puertos y puentes».

 

Abrams reconoció que “el chavismo podría seguir ganando elecciones a pesar de las políticas agresivas que se han implementado para derrotarlo. Por tanto, se aferra al desgaste y a la presión sobre la población venezolana”.

 

Sobre el reciente bloqueo gringo contra los activos de Pdvsa y Citgo, el enviado reveló que «Estados Unidos apuesta por el desgaste, por la implosión social, por la agudización de las contradicciones. Para ello, plantean acrecentar más el cerco y la asfixia. Llevarnos a un nivel de vida insostenible”.

 

Sin duda, el plan del imperio no solo contempla apropiarse de toda la inmensa riqueza del país, sino por sobre todo, borrar el chavismo del panorama político y social venezolano.

 

Según el autor Negrón, estos serían las 4 líneas de acción: «Energía, estabilización macroeconómica y financiera, normalización agrícola y rehabilitación del sector privado» y se desarrollaría en cuatro etapas:

 

1.- Alivio Inmediato (primer y segundo mes): en la cual se enfocarían en revertir, a través de la Asamblea Nacional, la Ley de Hidrocarburos aprobada durante el Gobierno de Hugo Chávez. Abrir el sector energético a la participación de empresas privadas, especialmente de capital estadounidense. Además, como primeras acciones, se levantarían las sanciones económicas y financieras impuestas a Venezuela, y se recurriría a «líneas de crédito internacionales» a través de las instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

 

2.- Inversión del socialismo (del tercer al doceavo mes): durante este periodo, se intervendrá el Banco Central de Venezuela, se haría una reingeniería de todo el sistema tributario y se establecerían acuerdos de «estabilización macroeconómica» en conjunto con el FMI. Es decir, se daría continuidad a la neoliberalización del país que fue impedida por Hugo Chávez. Todas estas medidas económicas serían acompañadas por un llamado a «elecciones libres», que según el diccionario de Washington, se harían sin representantes del chavismo.

 

3 .- Restauración del crecimiento (largo plazo): para Ross, como vocero de la voracidad financiera y capitalista de Estados Unidos, en esta etapa estaríamos hablando del saqueo absoluto de todas las riquezas minerales y energéticas de Venezuela. Por supuesto, ellos no lo llaman así, sino de una manera elegante se refieren a este momento como la ampliación «del ancho de banda y capacidad de los puertos y puentes», los cuales son vitales para la actividad minera, petrolera y gasífera. Por supuesto, un optimista Ross confiesa sin escrúpulos que ya cuentan con instituciones financieras internacionales para «avanzar en estos proyectos».

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook