La noche del domingo 18 de agosto, dos embarcaciones venezolanas que cargaban 4.000 toneladas del mineral cobre se hundieron frente al puerto Los Cedros, en la isla de Trinidad y Tobago. Las 8 personas a bordo fueron rescatadas con vida.

 

Al parecer, las embarcaciones eran remolcadas por la Guardia Costera, justo cuando se fueron al fondo del mar. Los tripulantes salieron de Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

 

Los venezolanos que permanecieron esa noche en la Bahía de Staubles, tenían como propósito negociar el cobre para luego comprar alimentos, según informó John Williams, propietario de ABC Trinidad Customs Brokerage Company Limitedm.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook