Un documento recientemente publicado por el Gobierno de EE.UU. levanta una restricción anterior por la que los oficiales de inmigración no podían utilizar cuentas falsas en redes sociales para vigilar a los extranjeros que buscan obtener visas y ciudadanías.

 

Se trata de una revisión de privacidad del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) que amplía las potestades de la Dirección de Detección de Fraude y Seguridad Nacional del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés).

 

El texto, fechado a julio de este año pero publicado el viernes, señala que estas identidades ficticias facilitarán la búsqueda de posibles pruebas de fraude o problemas de seguridad, pero subraya que los agentes no tienen permitido interactuar con los perfiles que supervisan, añadirlos como «amigos» o «seguirlos».

 

Pese a que la revisión limita a los oficiales a monitorear únicamente la información que los usuarios eligen mantener como pública, los perfiles falsos se encuentran prohibidos por los términos de uso de redes sociales como Facebook y Twitter.

 

«Está en contra de nuestras políticas usar identidades falsas y datos de Twitter para la vigilancia persistente de las personas. Esperamos comprender las prácticas propuestas por USCIS para determinar si son consistentes con nuestros términos de servicio», indicó Twitter a AP.

 

Ambas compañías recientemente eliminaron miles de cuentas consideradas como falsas y supuestamente creadas por el Gobierno de China para difundir información sobre Hong Kong. Otros países como Irán y Rusia también han sido señalados por estas redes sociales estadounidenses por presuntamente incurrir en actividad falsa en las plataformas.

 

Esas redes sociales trabajan para fortalecer la privacidad y la lucha contra la desinformación luego de que el Congreso de EE.UU. las reprendiera tras escándalos como el de Cambridge Analytica y la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.

 

Sin embargo, puede que los políticos estadounidenses nunca indaguen las propias actividades de vigilancia de su Gobierno: Facebook determina la «actividad inauténtica» en su red basándose en «investigaciones» del denominado Consejo Atlántico, un grupo de expertos apoyado por la OTAN y financiado por Washington cuyos servicios Twitter también quiere utilizar.

 

  • Previamente, el Departamento de Estado estadounidense había ampliado la lista de requisitos para los solicitantes de visado a EE.UU.

 

  • A partir de ahora, casi todas esas personas se verán obligadas a facilitar su nombre de usuario en las redes sociales, así como antiguas direcciones de correo electrónico y números de teléfono.

 

  • En agosto, EE.UU. negó la entrada al país a un estudiante de origen palestino de Harvard por las publicaciones antiamericanas de sus amigos en línea.

 

(RT)

Comentarios Facebook