La actriz venezolana Gabriela Spanic, quien se encuentra radicada en México desde hace varios años, enfrenta en estos momentos una demanda que podría llevarla a la cárcel o, en su defecto, ser expulsada de dicho país.

 

El lío inició cuando Spanic demandó, por daño moral, al periodista Gustavo Adolfo Infante. La defensa de la criolla presentó videos en los que el comunicador utiliza descalificativos para referirse a ella e insinúa que está loca.

 

Tras esto Infante la contrademandó para, según él, hacer valer la libertad de expresión.

 

En caso de que el periodista salga triunfador, la venezolana podría pagar condena en la cárcel o ser expulsada de la nación azteca.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook