fbpx
#LoÚltimo
Policía arremete con lluvia de gases lacrimógenos a manifestantes contra el “paquetazo” de Lenín
Octubre 8, 2019 -

 

Este martes, continúan las manifestaciones en Quito, Ecuador, en contra del ‘paquetazo’ de medidas económicas del presidente del país, Lenín Moreno.

 

Miles de personas, en su mayoría integrantes del movimiento indígena, agrupados en la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), han llegado desde distintas provincias del país y se han concentrado en centro de la ciudad capital.

 

Los manifestantes intentan avanzar hacia el Centro Histórico, donde se encuentra el Palacio de la Presidencia, pero las fuerzas de seguridad se lo impiden. Policías y militares arremeten contra ellos con una lluvia de gases lacrimógenos, en las inmediaciones de la Asamblea Nacional.

 

Algunos de los manifestantes intentan increpar a los uniformados con palos y piedras. Sin embargo, entre los descontentos se escuchan gritos que invitan a deponer la acción. “Los indígenas no hacemos eso”, se puede oír.

 

“Ya dejen de seguir la ‘pendejada’, están dispersando toda la marcha”, aconseja uno de los manifestantes a los jóvenes que buscan enfrentarse a la policía.

 

A la par, otro grupo de indígenas realiza una asamblea popular en la sede de la Casa de la Cultura, a pocos metros del lugar. Desde ahí, la CONAIE ha rechazado los “hechos vandálicos” y ha señalado que esas acciones no tienen nada que ver con sus bases. Además, ha anunciado la aplicación de la “justicia indígena” a los “infiltrados” y “violentos”.

 

Las agresiones de la policía contra los manifestantes han sido recurrentes durante los seis días que tiene la protesta, no solo en Quito, sino en varias partes del país.

 

¿Por qué es la protesta?

 

Las manifestaciones se producen desde el pasado jueves 3 de octubre, en contra de las medidas económicas anunciadas dos días antes por el presidente Moreno, que incluyó la eliminación de los subsidios a las gasolinas extra y ecopaís, así como al diésel, provocando el incremento de su precio.

 

Además, expresan su descontento contra un paquete de reformas laborales y tributarias que el Ejecutivo anunció que enviará al Parlamento.

 

Estas medidas cumplen con el compromiso adquirido por Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ente con el que el país suramericano alcanzó un acuerdo a cambio de más de 4.000 millones de dólares en préstamo.

 

En cadena nacional, la noche de este lunes, Moreno insistió en que mantendrá las medidas anunciadas.

 

“No voy a dar marcha atrás, porque lo correcto no tiene matices”, indicó el mandatario, calificando la eliminación a los subsidios a los combustibles como “una decisión histórica” que arrebata a los contrabandistas “cientos de millones de dólares”.

 

Los indígenas que han llegado a Quito esperan otro remanente de compañeros, que se sumarán a una gran huelga general este miércoles 9 de octubre.

 

El objetivo es llegar hasta el presidente Moreno, a quien le exigen la derogatoria de sus medidas; no obstante, desde este lunes, el mandatario traslado sus actividades de Gobierno a Guayaquil, en la región Costa del país.

 

(RT)