Tras conocerse este lunes la sentencia sobre el proceso independentista catalán, las protestas se suceden en la región. En el aeropuerto Josep Tarradellas, en Barcelona, se han producido enfrentamientos entre manifestantes y Mossos d’Esquadra (la Policía de Cataluña), se han cancelado más de un centenar de vuelos, se han cortado vías del tren y carreteras en todo el territorio, y está previsto que a partir de las 20 horas (local) comiencen diversos actos de protesta en algunas ciudades de Cataluña.

 

A primera hora de la tarde la Policía de la Generalitat, junto a la Policía Nacional, han llevado a cabo acciones de contención y cargas tanto en el perímetro de las instalaciones, como en el interior del aeropuerto barcelonés. Los Mossos han recordado a través de sus redes sociales que «acceder a zonas restringidas de los aeropuertos constituye un delito grave».

 

El Sistema de Emergencias Mèdicas (SEM) de Cataluña ha informado de que ha atendido a 37 heridos, la mayoría en el aeropuerto de Barcelona. Aunque ninguno de los casos revisten gravedad, cuatro de los heridos han tenido que ser trasladados a centros sanitarios.

 

Según fuentes de la Policía catalana citadas por 20 Minutos, a lo largo de la jornada se han producido dos detenidos. La primera persona ha sido arrestada, acusada de atentado a agente de la autoridad en el aeropuerto barcelonés cuando un grupo de manifestantes intentaba traspasar el cordón de los antidisturbios. Otra persona, militante del partido Candidatura d’Unitat Popular (CUP) ha sido detenida en Mataró (provincia de Barcelona) acusada del mismo delito. 

 

Así, a lo largo de la mañana ha habido un desplazamiento masivo de personas hacia el aeropuerto Josep Tarradellas tras el llamamiento realizado por Tsunami Democràtic, un movimiento nacido para protestar por las condenas a los líderes independentistas, que pedía concentrarse en la terminal 1 del aeropuerto para parar la actividad de la instalación. 

 

Los manifestantes comenzaron a desplazarse a pie, en tren y por carretera, mientras el aeropuerto se ha encontrado en todo momento supervisado por más de un centenar de agentes antidisturbios de los Mossos y la Policía Nacional, que vigilan todos los accesos posibles a la infraestructura.

 

La compañía aérea Vueling ha comunicado a EFE que se ha visto obligado a cancelar 100 vuelos este lunes y 20 más para mañana, martes. Hasta ahora, Aena, el operador aeroportuario, solo tenía constancia de la cancelación de 67 vuelos en el aeropuerto Josep Tarradellas, algo más del 6 % de los viajes programados para esta jornada.

 

En esas circunstancias, la Policía ha ordenado suspender los accesos por transporte público y ha mantenido durante el día dispositivos de control en varias carreteras que han quedado colapsadas. Además, Renfe –la operadora ferroviaria– anunció que había suprimido los servicios de Cercanías R2 Norte, posteriormente restablecidos, y la línea 9 del metro de Barcelona.

 

Aún así, la situación a primera hora de la tarde era caótica en el aeródromo, con viajeros que no conseguían salir de las instalaciones debidos a los cortes en los transportes, y largas colas para ingresar debido a que los policías han pedido el billete a todo aquel que lo intentaba. Además, todos los accesos se han visto copados por manifestantes que también impedían a los pasajeros entrar en el recinto.

 

Llamamiento para paralizar también el aeropuerto de Madrid

 

Tsunami Democràtic, el movimiento convocante de las acciones en el aeropuerto de Barcelona, ha hecho también un llamamiento para colapsar el aeropuerto de la capital del país, Madrid. Esta misma organización asegura que alrededor de las 18.30 1.200 coches colapsaban la instalación madrileña, aunque según medios nacionales, como La Sexta, ni AENA, ni la Policía Nacional tienen constancia de ningún incidente en este aeropuerto.

 

Cortes de autovías y barricadas en las vías del tren

 

En Gerona al menos mil personas han entrado a pie en la autopista AP7 y la han cortado en ambos sentidos. Al parecer, se trataba de las mismas personas que poco antes habían construido barricadas en las vías del tren de alta velocidad (AVE) -donde también han encendido una hoguera- y del Cercanías cerca de Gerona. Los Mossos han tenido que hacer un cordón policial en la estación del AVE para impedir el paso a los manifestantes.

 

Por otro lado, a lo largo de la mañana diversos grupos han cortado carreteras en distintos puntos de Cataluña. En Barcelona, el Ayuntamiento calcula que sobre las 13 horas (local) unas 25.000 personas estaban en las calles protestando por la sentencia del Tribunal Supremo.

 

Las marchas han bloqueado diversas vías en la capital catalana, colapsando el tráfico de la zona centro. Asimismo, miles de estudiantes han salido desde sus respectivas facultades y han transitado hasta el centro de la ciudad donde se han encontrado a mediodía.

 

Los manifestantes protestan contra el fallo del Tribunal Supremo, hecho público este mismo lunes, por el que 9 de los 12 líderes independentistas encausados han sido condenados a penas de prisión de entre 13 y 9 años. Los otros tres condenados han sido multados e inhabilitados políticamente durante 18 meses. Todos han sido juzgados por la celebración del referéndum de autodeterminación unilateral de octubre de 2017 y la posterior proclamación unilateral de la independencia de Cataluña.

 

(RT)

Comentarios Facebook