Tras el toque de queda anunciado por el presidente Sebastián Piñera para contener las manifestaciones populares que exigen su dimisión, uno de los puntos donde se ha focalizado el caos ha sido en el aeropuerto de Santiago de Chile donde cientos de pasajeros se quedaron varados por la cancelación de sus vuelos.

 

Entre la madrugada del domingo y este amanecer de lunes los viajeros que se quedaron sin abordar tuvieron que dormir sobre sus maletas tirados en el suelo debido a que no podía salir de la terminal por la restricción de las libertades de movilidad establecidas por el ejército desde las 19.00 de este domingo (22.00 GMT) hasta las 06:00 de la mañana del lunes (09.00 GT del lunes).

 

A través de Twitter afectados han reportado que dentro del aeropuerto escasea la comida y el agua, además de que ha habido un incremento en el costo de los productos. Sin embargo, para atender a las personas varadas la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP), junto a la aerolínea Latam suministraron algunos alimentos y bebidas de forma gratuita a los pasajeros.

 

En un comunicado oficial, la compañía Latam –principal aerolínea chilena- canceló todos sus vuelos programados para la madrugada de este lunes.

 

De igual forma lo hicieron otras aerolíneas que trabajan en la capital chilena o bien hacen escala en este aeropuerto.

 

Hasta el momento las protestas arrojan un saldo de 7 personas fallecidas, cientos de heridos y más de 700 personas detenidas.

 

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook