Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, envió una carta abierta al presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien desde el fin de semana pasado decretó toque de queda en el país ante las masivas protestas originadas por una implosión social producto de su modelo liberal, donde lo exhorta a dejar de «equiparar a quienes protestan pacíficamente» como enemigos del Estado».

 

Guevara Rosas además instó a Piñera a dejar de enfrentar las protestas contra las autoridades chilenas como una «guerra», que hasta la fecha ha dejado al menos 11 personas asesinadas por el Ejército y las autoridades represivas del gobierno. De igual forma instó a atender «con hechos concretos las exigencias de Derechos Humanos de su población», víctima de una educación y un sistema de salud privatizado en su totalidad, con grandes niveles de desigualdad social, pobreza, miseria y exclusión.

 

En la misiva Amnistía Internacional (AI) indica que «se encuentra monitoreando la actuación de las autoridades chilenas tras el decreto del estado de emergencia y urge al gobierno a escuchar los reclamos de la población e implementar medidas concretas para atenderlos, la organización declaró hoy en una carta abierta al presidente Sebastián Piñera».

 

Según la Intendencia de Santiago, 11 personas han fallecido en el contexto del estado de emergencia. De acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH), más de 1,330 personas han sido detenidas y 37 han resultado heridas por arma de fuego.

 

“En vez de equiparar las manifestaciones con un ‘estado de guerra’ y a quienes protestan con un enemigo del Estado, estigmatizando de forma generalizada a tales personas y allanando el camino para justificar abusos en su contra, el gobierno del presidente Piñera debería escucharlas y atender seriamente sus legítimos reclamos”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

 

“La criminalización de las protestas no es la respuesta. Si bien las autoridades chilenas deben tomar medidas para prevenir y evitar las acciones violentas de algunas personas, de ninguna manera puede servir como pretexto para restringir los derechos a la libertad de expresión y asamblea pacífica, ni hacer un uso indebido de la fuerza. La gente tiene todo el derecho y mucha razón para protestar”, acotó.

 

Amnistía Internacional ha creado los siguientes canales donde el público puede enviar evidencias de posibles violaciones de derechos humanos: Whatsapp: +52 55 6217 0608; email: [email protected]; Twitter: #EvidenciaCrisisChile.

 

“El pueblo chileno no está solo. Estamos monitoreando la respuesta de las autoridades a las protestas, y nuestros expertos de verificación digital están revisando material audiovisual que pueda aportar sólidas evidencias sobre las denuncias por el uso excesivo de la fuerza y otras violaciones a los derechos humanos”, indicó Guevara Rosas.

 

Las autoridades chilenas tienen la obligación de investigar de manera exhaustiva, pronta e imparcial todas las denuncias de uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias, tortura y malos tratos y otras alegaciones de violaciones de derechos humanos ocurridas en el contexto de las actuales protestas y el estado de emergencia, así como investigar las circunstancias y las responsabilidades de los casos donde personas han perdido la vida, cita la carta de AI.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook