La joven periodista ecuatoriana, Jhajaira Urresta, quien perdió su ojo izquierdo, testificó este jueves sobre la violación de sus derechos humanos, tras ser víctima de la represión de las fuerzas de seguridad de ese país andino, durante las manifestaciones del 3 al 13 de octubre, en rechazo a las medidas económicas y laborales, anunciadas por el presidente Lenín Moreno.

 

Ante el Grupo Parlamentario de Derechos Humanos, Urresta relató que le dispararon una bomba lacrimógena a solo un metro y medio de distancia, mientras participaba en un cacerolazo barrial en La Tola, durante el paro nacional.

 

“Primero, no somos criminales. Segundo, no somos extranjeros pagados y tercero, somos patriotas ecuatorianos (…) Tomando en cuenta el slogan del presidente: toda una vida, toda una vida nos limitó y toda una vida nos violentó. Tengo 27 años y quiero que me diga qué voy a hacer con una vida. Dejó sobre él [Presidente] la carga de mi familia, el sufrimiento que provocó (…)”, manifestó la comunicadora social ecuatoriana, claramente afectada.

 

Junto a Urresta, la cofundadora del medio digital Voces, Nicole Villafuerte, detalló cómo fue detenida de forma arbitraria, mientras ejercía su labor, durante el paro nacional. Villafuerte sostuvo que los policías le lanzaron gas pimienta en los ojos y en la cara, a menos de 10 centímetros, luego de recibir amenazas de ser golpeada, tal como lo habían hecho con un amigo de ella.   

 

De acuerdo a la Defensoría del Pueblo de ese país, ocho personas perdieron un ojo por impactos, durante los 11 días de manifestaciones contra el paquetazo de Moreno.

 

Por su parte, el mandatario ecuatoriano realizó un homenaje a los efectivos de la Policía Nacional. En este sentido, agradeció “la actitud y valentía de la Policía Nacional. Es muy destacable el agradecimiento de un pueblo que hoy más que nunca los quiere”.

 

(LaIguana.TV)

 

 

 

Comentarios Facebook