Cientos de personas, convocadas por organizaciones sindicales, sociales y políticas se han movilizado en el microcentro de Buenos Aires, para expresar su repudio al golpe de Estado en Bolivia contra el presidente Evo Morales.

 

«Evo, no estás solo», es una de las consignas que corean los manifestantes, que tras marchar, se han concentrado en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede de la Presidencia de Argentina.

 

El colectivo Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, uno de los convocantes, señala que, además de repudiar el golpe de Estado contra Morales, con la marcha buscan expresar su apoyo a la resistencia popular que mantienen los bolivianos contra el autoproclamado Gobierno de la senadora Jeanine Áñez.

 

Al respecto, el grito que se ha oído entre los manifestantes es: «fusil, metralla, el pueblo no se calla».

 

En la jornada, además de argentinos agrupados en diferentes organizaciones, participan miembros de la comunidad boliviana en Argentina.

 

El pasado lunes 11 de noviembre, decenas de personas también se concentraron en Buenos Aires, frente a la sede de la Embajada de Bolivia, un día después de la salida de Morales de la presidencia, donde expresaron su apoyo al mandatario.

 

Con la marcha de este lunes, los argentinos también manifiestan su respaldo a las manifestaciones en Chile, contra el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, que este lunes llegan a un mes.

 

Situación en Bolivia

 

Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la Presidencia de Bolivia, presionado por los jefes de las Fuerzas Armadas y la Policía del país suramericano; tras un caos que se había desatado en el país, con hechos violentos, por parte del sector opositor, que se negó a aceptar los comicios del pasado 20 de octubre, en los que el mandatario resultó reelecto para un nuevo mandato.

 

Dos días después, en un Parlamento si quórum, la senadora Áñez se autoproclamó presidenta interina de Bolivia y nombró a un nuevo gabinete de Gobierno.

 

Desde entonces, se ha registrado una fuerte represión contra miles de bolivianos que han salido a las calles a protestar contra la dirigencia que ha asumido la senadora de derecha.

 

Según reportes policiales, tan solo el pasado sábado 16 de noviembre fueron detenidas 193 personas en medio de las movilizaciones. Poco antes, la Defensoría del Pueblo de Bolivia había elevado a nueve la cifra de muertos durante la masiva marcha de cocaleros de Cochabamba, que fue reprimida por las fuerzas de seguridad que responden al Gobierno interino. Además, se contabilizaron al menos 115 personas heridas.

 

Tras la represión, este fin de semana, dirigentes de los productores de hoja de coca de Cochabamba lanzaron un ultimátum a Áñez, exigiendo su renuncia en un «plazo de 48 horas», caso contrario amenazan con un bloqueo a nivel nacional de carreteras hasta que sus demandas sean atendidas.

 

(RT)

Comentarios Facebook