El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, traspasó el límite de lo insólito durante un evento por la celebración de los 30 años de la Convención de los Derechos de la Niñez. En la actividad realizada en el Palacio de Gobierno una niña de nombre Siway Lozano, perteneciente a la etnia Saraguro, le rogó que deje de perseguir a los “hermanos indígenas”.

Comentarios Facebook

 

“Le pido Lenín Moreno Garcés por favor que ayude cumpliendo con esto y que no persiga a nuestros hermanos indígenas, que ellos no están haciendo algo malo sino defendiendo los derechos de nosotros”, dijo la pequeña de 11 años con la voz entrecortada. Esto a propósito de la brutal represión contra el pueblo ejecutada por el Gobierno de Moreno durante las protestas que exigían echar para atrás las medidas neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

De manera indignante, Moreno le respondió acusando a los pueblos indígenas —que la pequeña representaba— de haber golpeado a periodistas y policías, de haber desatado el caos, destrozados negocios y oficinas púbicas.

 

“Hay veces que los adultos también nos sentimos vulnerables (…) los jóvenes son propensos a gritar a los adultos” también le dijo el Presidente a la pequeña y planteó crear una Convención por los Derechos de los Adultos.

 

 (LaIguana.TV)

Comentarios Facebook