El principal promotor «ciudadano» (así se hace llamar) de la invocación del Tiar es un abogado especializado en arbitrajes que representa a la minera canadiense Rusoro en el procedimiento ante el Ciadi contra Venezuela, por una supuesta expropiación tras el cambio del régimen legal aurífero en 2009.

 

Se trata de Andrés Mezgravis, de 54 años, quien a partir de mayo convirtió en campaña mediática su propuesta sobre el Tiar. Eso ocurrió tras una decisión judicial en EEUU que desconoció la representación de la PGR y del procurador constitucional Reinaldo Muñoz.

 

Previamente, el 29 de enero, la Corte de Apelación de París anuló parcialmente la sentencia del arbitraje del Ciadi que en agosto de 2016 le otorgó a Rusoro una indemnización de 1 mil 280 millones de dólares, incluidos los intereses.

 

La anulación estuvo referida a la base cálculo de la indemnización, que no había tomado en cuenta la pérdida de valor de la empresa por el cambio de legislación, a tal punto que Rusoro reconoció que el monto a pagar por Venezuela era de «al menos 100 millones de dólares».

 

Con el juego trancado por el desconocimiento de la PGR en EEUU solicitado por abogados de Guaidó en una corte del Distrito de Columbia, los operadores legales de Rusoro optaron por la violencia y eso explica la actuación de Mezgravis.

 

El «jurista» dice ser profesor Medios Alternativos de resolución de Conflictos en la UCAB, pero su impulso del Tiar como opción militar indica claramente que es partidario de la guerra pero no como expresión política sino para arrebatar lo que una corporación no pudo obtener con la justicia

 

(latablablog)

Comentarios Facebook