Cuando Juan Guaidó apareció el 23 de febrero de 2018 del lado colombiano de la frontera para presionar la entrega humanitaria a Venezuela, se decía que el gobierno de Iván Duque había puesto todo el despliegue militar y diplomático para entrarlo a Colombia. Sin embargo, Wilfredo Cañizares, director de la ONG Progresar y quien denunció los hornos crematorios de los paramilitares en el Catatumbo, reveló dos fotografías de Guaidó posando junto a los jefes de Los Rastrojos en el Catatumbo: Jhon Jairo Durán Contreras, «alias Menor», y Albeiro Lobo Quintero, «alias Brother».

 

Según el relato de Cañizares, Guaidó había entrado por el municipio de Puerto Santander coordinada su entrada con ayudo de Menor y Brother y posteriormente, entregarlo supuestamente a funcionarios públicos de la Gobernación de Norte de Santander, y de la Alcadía de Cúcuta,  que lo escoltarían hasta el puente Simón Bolívar en la frontera. El operativo habría sido bajo la intimidación y silencio de las comunidades de los municipios por donde pasó la comitiva.

 

A los cuatro meses, alias Menor y alias Brother fueron capturados por la Policía, corroborando su pertenencia a Los Rastrojos y que son los mismos jefes armados que posan junto a Guaidó al parecer el día que esperaba derrotar al gobierno de Nicolás Maduro con la entrega de la ayuda humanitaria. Evento que terminó eclipsado por enfrentamientos en la frontera y la supuesta infiltración de grupos armados.

 

(las2orillas.co)

Las fotos que probarían que Los Rastrojos metieron a Guaidó a Colombia

 

Comentarios Facebook