La residencia del exasambleísta y líder del Movimiento Revolución Ciudadana, Virgilio Hernández, fue allanada este lunes en la mañana por funcionarios de la Fiscalía ecuatoriana.

 

Este es el segundo caso de persecución contra la disidencia política que ocurre en menos de 24 horas de que el gobierno de Lenín Moreno, presionado por la protesta social, derogara el decreto 883, que establecía un aumento en el precio de los combustibles.

 

Según el Ministerio Público del país meridional a Hernández se le investiga por presuntos delitos relacionados con las protestas populares en contra de las draconianas medidas económicas impulsadas por el Gobierno.

 

El primer caso de “cacería de brujas” inició con la detención sin pruebas y el allanamiento de morada de la prefecta de la localidad ecuatoriana de Pichincha, Paola Pabón, representante también del Movimiento Revolución Ciudadana, fundado por el expresidente Rafael  Correa.

 

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook