El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró este sábado 2 de noviembre que dicha nación suramericana no puede ser empujada nuevamente hacia la violencia, el racismo y la confrontación.

 

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario boliviano sostuvo que los mecanismos de reconciliación deben sujetarse a la voluntad del pueblo y la Constitución.

 

“Desconocer el voto del movimiento indígena originario campesino es atentar contra la democracia”, acotó.

 

Asimismo manifestó: “Vamos a respetar las conclusiones de la auditoría internacional a cargo de la OEA. Pido a los embajadores de todos los países acreditados en Bolivia que acompañen este proceso. Desde la dirigencia y la presidencia actuamos siempre con honestidad y con la verdad”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook