La senadora Jeanine Áñez se autoproclamó este martes presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia sin cumplir los requisitos constitucionales y con una escasa presencia de parlamentarios.

 

La parlamentaria se autoproclamó presidenta del país con el respaldo de la cúpula de la iglesia católica, según expresó en su discurso de posesión, y con ausencia de diputados, cuya proporción mayoritaria es del Movimiento Al Socialismo de Bolivia (Mas), partido del presidente en el exilio, Evo Morales. 

 

Áñez se autoasumió mandataria de Bolivia sin el quórum necesario de acuerdo al mecanismo constitucional de sucesión, con el alegato, según expresó en su discurso de posesión que duró un poco más de tres minutos, “que el país no puede continuar en un vacío de poder”, dijo. 

 

Luego de la renuncia forzada el pasado domingo del líder indígena, Evo Morales, así como del exvicepresidente, Álvaro García Linera, a propósito del golpe de Estado consumado con el apoyo de las Fuerzas Armadas y la policía nacional, el país se encuentra sin autoridad constitucional.

 

(AVN)

 

Comentarios Facebook