En distintas zonas de Venezuela aumentan las apariciones de bodegones que, en su mayoría, venden productos importados que superan hasta 3 veces el precio real que tienen en mercados internacionales.

 

De acuerdo con el gerente de operaciones de Ecoanalítica, Alejandro Castro, uno de cada 10 venezolanos acude a dichos bodegones para satisfacer sus necesidades.

 

“Es un fenómeno producto de la distorsión económica, o hiperinflación, a los que sólo pueden acceder aquellas personas de mayor poder adquisitivo o quienes reciben remesas”, aseguró Castro.

 

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Comercio del estado Lara, Simón Salas, sostiene que “la economía de bodegón”, como es conocida desde hace un año, aproximadamente, se desarrolla sin sanción alguna o fiscalización por parte del Gobierno debido a la escasez de comida y productos de higiene personal que impera en Venezuela a raíz del bloqueo económico.

 

Dichos establecimientos representan un desequilibrio naturalizado por los venezolanos, en ellos pueden encontrarse licores importados y otros productos como la Nutella, que siendo uno de los más buscados, tiene precios impuestos de hasta 9 dólares por cada presentación de 400 gramos, mientras que en países como México tenga un costo de 4 dólares o Colombia donde apenas se paga 1 dólar por la misma cantidad.

 

Entre tanto, el presidente de la Cámara de Industriales de Lara, Mohamed Hussein, resalta que estos bodegones no sostienen una competencia real para la producción nacional.

 

“Son establecimientos que pueden llegar a triplicar los precios internacionales, que se han impuesto en medio de la peor crisis económica. Comerciantes que se aprovechan de las circunstancias”, mencionó.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook