El presidente de Colombia, Iván Duque, salió en defensa de la policía colombiana y aseguró que no es “asesina”. Al tiempo que afirmó que la muerte del estudiante Dilan Cruz no quedará impune.
 
 
Este lunes en un hospital de Bogotá falleció este joven, quien permaneció en cuidados intensivos desde el día sábado 23 cuando fue herido por un proyectil disparado por un efectivo policial, durante la manifestación pacífica en contra del gobierno de Duque. 

 

“Es importante que no se lleve a una afirmación como decir que la Policía de Colombia es una policía asesina, porque ha estado siempre presta a defender al pueblo”, dijo el mandatario este miércoles en entrevista radial.

 

También mencionó que 341 policías resultaron gravemente heridos durante las protestas.

 

“También hay que ver que hay otras familias que están sufriendo por las situaciones de violencia que se presentaron en los últimos días” y colocó el caso de un patrullero de la policía que perdió un ojo tras recibir el impacto de una piedra en una manifestación.

 

Insistió en que la policía hará una investigación “exhaustiva” sobre el caso del joven Dilan Cruz. Aunque basta con recordar cómo el Gobierno de Duque ha engavetado casos de lesa humanidad como el asesinato de 7 niños a manos del ejército colombiano. El hecho solo salió a la luz dos meses después y gracias a investigaciones independientes. 

 

(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook