La noche de este viernes, 13 de diciembre, el diputado en desacato Juan Guaidó se presentó en estado de ebriedad junto a un grupo de simpatizantes y demás diputados a la sede de la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) en el municipio El Hatillo.

 

“Le agradezco que no me hable así, huele demasiado a licor”, le respondió un funcionario del DGCIM encargado de recibir el acto de provocación encabezado por Guaidó.

 

Asimismo, el diputado en desacato intentó salir de la acusación respondiendo: “Ojalá oliera a licor, pero no hay plata pa’ comprarlo”, dijo Guaidó, vinculado en un escándalo de corrupción por el robo millonario a empresas del Estado venezolano.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook