Venezuela rechaza las declaraciones injerencista del representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre el funcionamiento de las instituciones en el país.

 

«Venezuela denuncia que el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y la Alta Comisionada para los DDHH de las ONU pretenden interferir en los procesos que adelanta el sistema de justicia venezolano para salvaguardar la democracia y la paz social», señaló el canciller de la República, Jorge Arreaza, al compartir en el Twitter el comunicado del Gobierno Nacional en rechazo a dichos pronunciamientos por considerar que constituyen a intromisiones en asuntos internos del Estado venezolano, así como representan un ataque contra la estabilidad y la democracia de la nación.

 

«Las instituciones del Estado venezolano no cejarán en su empeño por proteger a su pueblo de agresiones políticas planificadas y financiadas desde el exterior, al neutralizar, mediante la aplicación adecuada y oportuna de las disposiciones constitucionales y legales, cualquier nuevo intento de propiciar golpes de Estado y eventos de violencia política en el país», señala el texto.

 

Asimismo, insta a los diplomáticos a ocuparse de asuntos verdaderamente importantes que ocurren en la región «como la judicialización política contra el presidente Evo Morales, la represión y las evidentes violaciones a los derechos humanos que se suceden casi a diario tanto en Bolivia como en Chile y Colombia», remarca el documento.

 

A continuación, el texto íntegro del comunicado:

 

(AVN)

Comentarios Facebook